Amazfit T-Rex Pro: el smartwatch más todoterreno del mercado perfecto para el deporte extremo en verano

Amazfit T-Rex Pro.
Amazfit T-Rex Pro.
20BITS
Probamos el reloj inteligente Amazfit T-Rex Pro.
Wochit
Valoración:

Probamos el reloj más resistente de Amazfit y puede que del mercado: el T-Rex Pro es capaz de aguantar viento y marea y solo con su nombre ya nos podemos hacer idea de que va a ser un hueso duro de roer.

Resistente a agua salada y dulce, a caídas, a golpes y hasta a 10 atmósferas, este smartwatch es el compañero ideal si te gusta hacer ejercicio y en especial los deportes más extremos. Pero también es perfecto si quieres trotar este verano sin preocuparte de que tu reloj pueda estropearse.

Si por algo se caracteriza Amazfit es por tener uno de los catálogos de relojes inteligentes más nutridos del mercado y en este caso creo que ha sabido dar con un nicho muy específico y que el T-Rex tiene papeletas para ser un top ventas entre los que buscan robustez y resistencia. Os cuento todo en este análisis.

Amazfit T-Rex Pro.
Amazfit T-Rex Pro.
20BITS

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 47,7 x 47,7 x 13,5 mm y 59,4 gramos
  • Pantalla: AMOLED de 1,3 pulgadas con esfera redonda y resolución de 360 x 360 píxeles, incluye vidrio templado y tratamiento anti huellas y vidrio templado
  • Ejercicio: hasta 100 modos deportivos
  • Resistencia: resistencia al agua hasta 10 atmósferas (100 m)
  • Monitorizaciones: pasos, calorías consumidas, actividad, sueño, presión, ritmo cardíaco y de saturación de oxígeno en sangre
  • Conectividad: Bluetooth 5.0 BLE. GPS y GLONASS/BeiDou/Galileo
  • Batería: 390 mAh, autonomía de hasta 18 días
  • Compatibilidad: Android 5 o superior e iOS 10 o superior
  • Precio: 169 euros

Diseño: puede con todo

Encontramos un reloj que en apariencia puede parecer descomunal, pero cuando lo colocamos en la muñeca ni se siente demasiado grande -es grande, sí, eso es obvio, pero no se hace inmenso, al menos para mí- ni se siente demasiado pesado.

Este smartwatch es uno de los más grandes de la marca con 47,7 x 47,7 x 13,5 mm y 59,4 gramos, pero como decimos es cómodo y más ligero de lo que parece.

Tenemos un cuerpo de policarbonato con una esfera redonda y cuatro botones físicos, uno en cada esquina del lateral, y esta es una de las cosas que más llama la atención del wearable. Al principio los botones pueden resultar un poco liosos, pero no cuesta pillarles el tranquillo: los derechos son de control y los izquierdos actúan como cursor.

Si hay una palabra que define el diseño del Amazfit T-Rex Pro es robustez y creo que es perfecto para aquellos que buscan un reloj que lo resista todo: soportar impactos y golpes, es sumergible tanto en agua dulce como en agua salada, cuenta con certificación militar, aguanta temperaturas de entre -40 y 70 grados e incluso resiste hasta 10 atmósferas de presión.

Amazfit T-Rex Pro tiene 4 botones.
Amazfit T-Rex Pro tiene 4 botones.
20BITS

Pantalla resistente y con buen brillo

La pantalla de este reloj es AMOLED de 1,3 pulgadas con esfera redonda y resolución de 360 x 360 píxeles. Siguiendo con el tema de la resistencia, incluye vidrio templado y tratamiento anti huellas y vidrio templado.

Una de sus mejores cualidades es el brillo, que además de ser automático responde muy bien en el exterior y su brillo máximo nos permite ver con claridad en cualquier situación.

Tenemos un panel táctil con buena respuesta y una interfaz algo diferente de lo que suele ofrecer la marca: las notificaciones están en el lado de la zona izquierda y las apps configurables abajo -en otros dispositivos de Amazfit es al revés-. Como siempre, arriba está el menú rápido y a la derecha el menú de apps.

Rendimiento y funciones: el deporte es el rey

En el plano de las funciones de salud el Amazfit T-Rex Pro no se diferencia de otros relojes: control de sueño, de respiración, de ritmo cardíaco, de oxígeno en sangre, de presión… nada que la marca no haya mostrado ya.

Lo que sí marca la diferencia son sus más de 100 modos de ejercicio y lo bien que ejecuta el seguimiento cuando estás haciendo deporte. Dispone de cuádruple sistema de posicionamiento satelital (GPS, GLONASS, Galileo y BeiDou) que se puede combinar en parejas (el GPS junto al resto)

El rendimiento a veces no brilla demasiado y tenemos algún tirón, pero nada demasiado malo como para que el resto de sus cosas buenas no valgan la pena.

Amazfit T-Rex Pro pesa 59 gramos
Amazfit T-Rex Pro pesa 59 gramos
20BITS

Batería para rodar

Amazfit promete hasta 18 días de autonomía total con un uso normal, aunque si tiras mucho de GPS te quedarás con un par de semanas. Nada mal de todas formas.

Resumen

PUNTUACIÓN 20BITS: 8,5/10


  • Lo mejor: lo aguanta todo y es uno de los mejores relojes deportivos en calidad precio.

    ​Lo peor: le falta un poco de fluidez al rendimiento y a la pantalla.

Si todavía no te has dado cuenta, te lo vuelvo a repetir: el Amazfit T-Rex Pro es un reloj inteligente que lo aguanta casi todo y, por lo tanto, está diseñado para trotar y para que puedas ir con él sin preocuparte de que sufra ningún daño.

Así que no te recomendaré este smartwatch si buscas algo 'lifestyle', elegante, discreto o 'cuqui' que llevar en la muñeca. Si lo que quieres es que te controle las pulsaciones y el sueño, que mida calorías y pasos y que te avise de lo que pase en tu móvil, este no es tu reloj. Pero si te gusta el deporte y andar despreocupado si vas a la playa, es una opción estupenda.

Como digo, además, creo que es un momento muy adecuado para invertir en un dispositivo como este, que te puedes llevar de vacaciones sin preocuparte de que pueda romperse o estropearse con el agua salada o si te vas a la montaña.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento