Logo del sitio

Microsoft bloqueará por defecto las aplicaciones potencialmente no deseadas en Windows 10

Esta función se habilitará automáticamente a principios de agosto.
Esta función se habilitará automáticamente a principios de agosto.
Pixabay

Windows 10 comenzará a bloquear automáticamente los programas potencialmente no deseados (PUP) en este mes. Para hacerlo recurrirá a su antivirus Microsoft Defender y a su navegador Microsoft Edge.

Las aplicaciones PUP son aquellas que pueden llegar a considerarse maliciosas, independientemente de que no sean malwares. Generalmente, que un programa sea catalogado como PUP se debe a los métodos a los que recurre su desarrollador, como la inclusión excesiva de anuncios o por una privacidad deficiente; o a funcionalidades polémicas, como la alteración de las configuraciones del sistema o la criptominería.

Ahora, aquellos ordenadores con Windows 10 que hayan sido fabricados del 2004 en adelante van a cambiar su configuración de seguridad afectando a este tipo de aplicaciones PUP. Esto se debe a un nuevo apartado denominado ‘Bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas’.

Desde que este apartado de seguridad se lanzó, había permanecido deshabilitado por defecto. Sin embargo, parece que esto va a cambiar de manera automática. Según ha anunciado Microsoft, la función pretende que al usuario le resulte más sencillo “mantener sus sistemas funcionando al máximo”.

No obstante, aquellos que prefieran mantener la función deshabilitada podrán hacerlo. Únicamente deberán seguir una serie de pasos:

  • Escribir en el buscador de Windows ‘Control de aplicaciones y navegador’ y clicar sobre dicha opción. 
  • Una vez se abra la pestaña, seleccionar ‘Configuración en Protección basada en la reputación’. 
  • Finalmente, se deberá ‘Habilitar’ o ‘Deshabilitar’ la función dependiendo de lo que se quiera.
El usuario deberá entrar a la 'Configuración de Protección basada en la reputación'.
El usuario deberá entrar a la 'Configuración de Protección basada en la reputación'.
20BITS

Una vez que el cambio entre en vigor, la configuración dejará elegir entre ‘Bloquear aplicaciones’ o ‘Bloquear descargas’.

Al bloquear las aplicaciones, Microsoft Defender incluirá los PUP al escanear los archivos en tiempo real. Por otro lado, al bloquear las descargas, Microsoft Edge podrá en cuarentena los programas recién descargados y dejará que SmartScreen se encargue de ellos.

Si a través de estas funciones, reconocen como PUP alguno de los software legítimos instalados voluntariamente en el ordenador, es aconsejable establecer excepciones en la configuración de Microsoft Defender en vez de deshabilitar esa protección en general.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento