Logo del sitio

Una Inteligencia Artificial ha sido capaz de encontrar 40.000 nuevas armas químicas potencialmente letales en solo seis horas

La investigación pretende informar sobre las implicaciones que podrían tener las armas químicas.
La investigación pretende informar sobre las implicaciones que podrían tener las armas químicas.
Zimdictive

Una inteligencia artificial (IA) de desarrollo de fármacos inventó unas 40.000 moléculas potencialmente letales en menos de 6 horas. Según la revista Nature Machine Intelligence, los investigadores solo tuvieron que cambiar su metodología para buscar en vez de suprimir la toxicidad para que esto ocurriese.

En un principio, la IA se encargaba de encontrar medicamentos útiles no tóxicos, pero quisieron demostrar lo fácil que era emplearlas como armas biológicas. Los resultados que obtuvieron al modificar su metodología fueron impactantes, algunas sustancias tóxicas que crearon se parecían un agente nervioso extremadamente tóxico: el VX.

Fabio Urbina, autor principal del estudio, ha explicado para The Verge que su trabajo es “implementar nuevos modelos de aprendizaje automático en el área de descubrimiento de fármaco”. Algunas de las IA que emplea son capaces de predecir la toxicidad para asegurarse de que los medicamentos que desarrollan no son dañinos.

El investigador y su equipo quisieron probar cómo estas IA que se utilizan para buenos fines, también podían usarlo para justo lo contrario. “Recibimos una invitación a la conferencia de Convergencia del Instituto Federal Suizo para la Protección Nuclear, Biológica y Química, Laboratorio Spiez –recalca Urbina-. La idea de la conferencia es informar a la comunidad en general sobre nuevos desarrollos con herramientas que pueden tener implicaciones para la Convención de Armas Químicas/Biológicas”.

Urbina reconoce que su equipo nunca se había planteado que su tecnología pudiese emplearse para crear armas biológicas. Sin embargo, explica que es obvio que, al mejorar la predicción de la toxicidad de la IA para evitarla, también se pueda usar para lo contrario.

Un investigador transporta una muestra de XV en 2003.
Un investigador transporta una muestra de XV en 2003.
Brendan Smialowski/Getty Images

A pesar de que Urbina no pueda entrar en detalles, el experto ha destacado el uso de los datos de VX. Este agente nervioso tóxico evita que “los músculos de tus pulmones puedan moverse, por lo que tus pulmones se paralizan”.

Una toxicidad similar a la de VX es algo que los investigadores que están detrás del desarrollo de fármacos pretenden evitar. La introducción de información sobre este agente y de otros elementos han permitido que la IA pueda crear nuevas sustancias evitando la toxicidad.

Al modificar la metodología y pedir al sistema que inventase nuevas sustancias con elementos tóxicos en vez de eliminándolos, ha dado como resultado 40.000 moléculas aproximadamente que podrían ser peligrosamente letales.

Frente a estos datos, Urbina señala que no quiere proponer que “la IA de aprendizaje automático comenzará a crear moléculas tóxicas”. El investigador no quiere ser alarmista y no cree que vaya a haber “una guerra química impulsada por la IA”, pero sí reconoce que “es algo que empieza a convertirse en una posibilidad”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento