Logo del sitio

Qué es el principio 'FIFO': así debes organizar la nevera para evitar bacterias

Frigorífico
Frigorífico
Pexels

El método FIFO es uno de los principios a seguir a la hora de ordenar y conservar adecuadamente los productos en la nevera, de tal modo que no se ponga en riesgo la seguridad alimentaria. 

"Una distribución adecuada de los alimentos en el frigorífico es primordial para mantener la seguridad alimentaria", escriben desde el Twitter oficial de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Concretamente, el principio FIFO viene del inglés First In, First Out, que significa "primero en entrar, primero en salir", es decir, los alimentos que primero entran en la nevera son los primeros que deben consumirse 

Consejos para conservar los alimentos

"Sigue estos sencillos consejos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición", añaden. Estos son los consejos para conservar adecuadamente los alimentos en la nevera:

  1. Limpiar a fondo la nevera, al menos, una vez al mes.
  2. Mantener la nevera a una temperatura máxima de 4ºC.
  3. Prestar atención a las fechas de caducidad o consumo preferente.
  4. Separar los alimentos crudos de los cocinados.
  5. Usar el método FIFO.
  6. Utilizar recipientes cerrados. 
  7. Refrigera o congela los productos cocinados.

¿Cómo distribuir los alimentos en la nevera?

Además de estos consejos, hay que saber que se pueden seguir unos pasos para colocar los diferentes alimentos dentro de la nevera: 

  • Cajones inferiores: guardar las frutas y verduras, ya que son productos que se estropean más fácilmente y deben estar en un espacio más frío y húmedo. 
  • Baldas inferiores: poner las carnes y los pescados. También se pueden usar para colocar los alimentos a descongelar.
  • Estantes intermedios: guardar huevos, lácteos, embutidos y platos precocinados. 
  • Baldas superiores: deben distribuirse los alimentos cocinados o listos para el consumo. 
  • Puerta de la nevera: productos sin necesidad de refrigeración baja, como bebidas o salsas. 

Además, hay que saber que hay alimentos que no necesitan ser guardados en la nevera y, de hecho, es mejor dejarlos fuera. Es el caso de los plátanos y los tomates, ya que con el frío no maduran correctamente y pierden su sabor. Los ajos, cebollas y patatas también deben estar fuera de la nevera, en un lugar fresco y seco. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento