Las propiedades del coco y los beneficios para tu salud: fuente de fibra y minerales

Imagen al detalle de un coco partido a la mitad.
Imagen al detalle de un coco partido a la mitad.
©GTRESONLINE

El coco es una de las frutas tropicales que llama la atención por su olor y sabor tan característicos, lo que hace que se emplee como ingrediente en repostería, en bebidas o yogures, entre otras recetas. 

Aunque poca gente sabe que esta fruta es rica en fibra y minerales, además de ofrecer otros beneficios nutricionales, hay que saber también que tiene en su composición un alto porcentaje de grasas saturadas, por lo que se debe hacer un consumo moderado de coco. 

Las características nutricionales del coco

El coco destaca por su contenido en fibra, hierro, selenio y potasio, pero hay que saber que los valores nutricionales del coco varían en función del estado de maduración en el que se encuentre. Así, según la Fundación Española de Nutrición (FEN), destaca en su composición la grasa, que es el principal componente después del agua. 

Así, este fruto es rico en ácidos grasos saturados, que suponen el 86% del total de la grasa, por lo que se debe realizar un consumo moderado y ocasional de este tipo de alimentos, según recomienda FEN. 

Es por esto quizás, por lo que el coco es una fruta que, en la mayoría de países "se consume con poca frecuencia, y en cantidades muy pequeñas, por lo

que su consumo en fresco no plantea ningún inconveniente para la salud; es más, enriquece nuestra alimentación en sustancias nutritivas, sabores y aromas", añade.

Otra característica reseñable del coco es que su valor calórico es el más alto de todas las frutas. Posee un total de 373 kcal por cada 100 gramos de producto comestible, una cifra muy superior al de cualquier otra fruta. 

Por otro lado, aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas. En el extremo contrario está la fibra, ya que el coco posee un alto contenido de este nutriente, lo que aporta beneficios digestivos. 

Así mismo, el coco es fuente de selenio, hierro y potasio. Las cantidades concretas en las que están presentes estos minerales en esta fruta son 10,1 mg, 2,1 mg y 405 mg, respectivamente, por cada 100 gramos de producto. Para la misma cantidad de fruto comestible, también posee 52 mg de magnesio y 13 mg de calcio. 

El selenio contribuye al mantenimiento del cabello y las uñas en condiciones normales, mientras que el hierro contribuye a la formación normal de glóbulos rojos y de hemoglobina. Por último, el potasio contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal, según FEN. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento