Logo del sitio

Qué es el virus Mayaro, una infección tropical que puede provocar dolor durante meses

Mosquito Culex tarsalis.
Mosquito Culex tarsalis.
JOSEPH BERGER / EUROPA PRESS

Los mosquitos, esos pequeños pero molestos insectos que se alimentan de nuestra sangre, son un vector ideal para muchas especies de microorganismos capaces de provocar enfermedades en los seres humanos. Precisamente, son la principal vía de transmisión de muchas enfermedades, como el virus Mayaro, en las zonas tropicales en las que son endémicos.

¿Qué es el virus Mayaro y cómo se contrae?

El virus Mayaro pertenece a la familia Togaviridae, a su vez parte del género Alphavirus. Se transmite a los humanos a través de la picadura de diferentes especies de mosquito, principalmente las del género Haemagogus, pero también a través de otras del género Aedes como el mosquito egipcio (Aedes aegypti) o el mosquito tigre (Aedes albopictus).

Es endémico de las zonas de selva de América del Sur y América Central, y provoca una enfermedad que a menudo se confunde con otras fiebres tropicales como el dengue, el chikungunya o el zika. Actualmente se considera un problema creciente, ya que algunos cambios ambientales derivados del calentamiento global están llevando a un aumento de los brotes.

¿Cuáles son sus síntomas?

La enfermedad que causa el virus Mayaro es de tipo febril y afortunadamente benigna: hasta ahora, sólo se ha registrado un caso mortal. Además, no se ha encontrado que provoque complicaciones en mujeres embarazadas. 

Se trata de una enfermedad autolimitada (se resuelve por sí sola) caracterizada principalmente por la aparición de fiebre alta y dolores articulares intensos, que en algunos pacientes pueden incluso prolongarse durante meses.

¿Cómo se trata?

Como decíamos, la enfermedad del virus Mayaro suele curarse por sí sola, sin provocar complicaciones permanentes. Por ello, no se ha desarrollado un tratamiento específico para ella.

En su lugar, se suele aplicar un tratamiento sintomático de soporte básico, centrado principalmente en la reposición de líquidos. Normalmente no es necesario el ingreso hospitalario, pero sí guardar reposo durante los primeros días por la debilidad y el dolor. En los casos en los que los síntomas se prolongan, a veces resulta difícil la vuelta a la actividad habitual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento