Logo del sitio

Wilhelm Roentgen, el investigador solitario que iba para empresario textil y acabó descubriendo los rayos X

  • El 8 de noviembre celebramos el Día Mundial de los Rayos X, uno de los grandes avances de la medicina.
  • Roentgen, que nunca buscó la fama, recibió el Nobel de Física en 1901.
En 1895 se descubrieron los rayos X.
En 1895 se descubrieron los rayos X.
GTRESONLINE

Poder detectar precozmente el cáncer de mama, ver cómo se encuentra la fractura de un hueso o diagnosticar una neumonía a un paciente es posible gracias a los rayos X. Una "forma de radiación electromagnética", según explica el Instituto Nacional de Imágenes Biomédicas y Bioingeniería, indispensable.

Sin los rayos X habría muchas enfermedades que no se podrían curar y tratamientos poco efectivos al no ser capaces de comprobar la gravedad de las lesiones. Por eso, hoy que celebramos el Día Mundial de la Radiología, es indispensable hablar del descubridor de los rayos X, Wilhelm Roentgen.

¿Quién fue Wilhelm Roentgen?

Wilhelm Roentgen nació en Alemania en el año 1845. La idea era que él continuase con el negocio familiar, una empresa de textil, pero durante sus estudios la fascinación de Roentgen por la física no dejó de aumentar. Fue a la universidad, se licenció en Ingeniería Mecánica, pero se doctoró en Física.

Trabajó como profesor de Matemáticas y Física, pero este trabajo no le llenaba, hasta que en 1979 logró convertirse en profesor titular en la Universidad de Ludwig en Giessen. Allí abrió su propio instituto de investigación donde hizo varios descubrimientos como una pieza dieléctrica, un inicio prometedor.

Una minuciosa investigación

A Wilhelm Roentgen se le consideraba un investigador solitario que podía pasarse horas en su laboratorio. Nunca le decía a nadie nada de lo que sucedía en su interior. Sin embargo, parecer ser que un día mientras trabajaba con los rayos catódicos apareció una luz fluorescente en un papel pintado con platinocianuro de bario, una sustancia química.

El papel estaba a una considerable distancia del tubo que emitía los gases con los que trabajaba y, a pesar de cubrirlo, la sustancia fluorescente continuaba emitiendo luz. Esta es una conjetura de lo que pudo suceder y que recoge Wilhelm Conrad Roentgen. El descubrimiento de los rayos x y la creación de una nueva profesión médica. Pues nadie supo realmente lo que ocurrió allí.

Los rayos X tardaron 17 años en conocerse

Wilhelm Roentgen, después del curioso hallazgo, se dedicó a realizar una investigación minuciosa durante 17 años. Descubrió cómo los rayos penetraban en la mano, pero no en los huesos. Tras publicar los resultados de sus estudios en el artículo Sobre una nueva clase de rayos, todo cambió para él. Su vida dio un vuelco.

Los premios y honores que recibió le restaban tiempo para seguir investigando, por lo que se fue aislando hasta de sus amigos. Recibió el Premio Nobel en 1901, aunque todo esto tenía un lado menos dulce. Muchos científicos reclamaban la autoría de su descubrimiento, lo que provocó que se aislase más. En 1923, Wilhem Roentgen murió en Múnich a los 78 años. 

Wilhem Roentgen nunca buscó la fama, solo continuó investigando tras un interesante hallazgo en su laboratorio. Una motivación que suelen tener quienes terminan pasando a la historia y ayudando a todo el mundo. El descubrimiento de los rayos X fue muy generoso, pues la medicina avanzó vertiginosamente desde entonces. Hoy en día, gracias a estos rayos se salvan muchas vidas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento