Diferencias entre los síntomas tempranos de Alzheimer y simples olvidos

La edad avanzada es uno de los principales factores de riesgo en el alzhéimer.
La edad avanzada es uno de los principales factores de riesgo en el alzhéimer.
@[Crativa Images] via canva.com
La edad avanzada es uno de los principales factores de riesgo en el alzhéimer.

A medida que la edad avanza, es normal que vayamos experimentando algunos olvidos en nuestra vida diaria, que podrían incluso llegar a preocuparnos. Esto es parte del proceso de envejecimiento normal y no significa que estemos desarrollando demencia, y por eso es especialmente importante aprender a distinguirlo de los síntomas tempranos de la demencia.

Envejecimiento normal

Como el resto del organismo, nuestro cerebro está sujeto al paso del tiempo y va sufriendo un cierto deterioro como resultado del mismo. Concretamente, con los años tiende a reducir su tamaño, incluyendo una región conocida como córtex prefrontal que está involucrada en las funciones cognitivas superiores.

A medida que esto pasa, el cerebro puede recurrir a otros circuitos neuronales para suplir la capacidad perdida. Esto ayuda con algunas funciones, pero al mismo tiempo puede perjudicar otras como la concentración o la rapidez para recuperar información.

De hecho, las personas en las que estos signos son particularmente notables pueden llegar a recibir el diagnóstico de deterioro cognitivo leve, una condición en la que hay mayor afectación a la memoria y a la función cognitiva de la normal en el grupo etario pero no del tipo y la extensión de la que caracteriza a la demencia.

Por ejemplo, alguien con deterioro cognitivo leve puede perder objetos frecuentemente, olvidar acudir a citas importantes o tener más problemas para encontrar las palabras adecuadas de lo habitual para su edad.

Síntomas de demencia

Por el contrario, la demencia no es parte del envejecimiento normal, sino que es un proceso patológico. Como tal, los cambios neurológicos que produce son de una naturaleza y un alcance diferente.

Las causas no se conocen con certeza, pero existe bastante evidencia de que, de algún modo u otro, en su génesis juegan un importante papel las acumulaciones en el tejido cerebral de ciertas proteínas defectuosas.

Algunos de los signos de advertencia incluyen la pérdida de memoria que dificulta las actividades normales de la vida diaria, las dificultades en la resolución de problemas, la dificultad para completar tareas habituales, la confusión con fechas, horarios y lugares, los problemas para entender lugares o relaciones espaciales, los problemas con las palabras escritas o habladas, la tendencia a dejar objetos fuera de su lugar, problemas de juicio y toma de decisiones, el aislamiento de otras personas y los cambios en el humor o la personalidad.

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento