Cuidados de la cicatriz de la cesárea: qué tienes que saber

  • Limpiar la cicatriz con una solución iodada todos los días es importante.
  • Conviene mantenerla seca y, tras la retirada de los puntos, aplicar aceite de rosa mosqueta.
Imagen de un parto.
Imagen de un parto.
UNSPLASH

En una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2018, de los 372.777 nacimientos que se produjeron ese año, 97.804 fueron por cesárea. Gracias a esta intervención quirúrgica se puede tener a un bebé evitándole problemas, como el uso de fórceps para salir si tiene dificultades o la propia madre está sufriendo porque no logra culminar el parto por vía vaginal.

Hace años el corte se hacía verticalmente, sin embargo, en la actualidad se suele optar por el horizontal a pocos centímetros del pubis. La madre y su bebé deben quedarse en el hospital más días, 4 como mínimo según Reproducción Asistida ORG, no obstante, hay que mantener una buena higiene de la herida y cuidados para que la cicatriz de la cesárea no se abra por un sobreesfuerzo.

La cicatriz de la cesárea debe lavarse todos los días

No hay excepciones en este aspecto y es que la cicatriz de la cesárea tiene que lavarse todos los días para evitar que se infecte. Para eso, conviene que al ducharse se aplique suavemente agua y jabón sobre la cicatriz. Después es interesante dar unos pequeños toquecitos con una solución iodada. El betadine, por ejemplo, desinfecta y acelera el proceso de curación de una herida.

Colocar una gasa estéril sobre la herida

Después de la limpieza diaria de la cicatriz de la cesárea hay que colocar una gasa estéril. Esta protegerá a la herida, al mismo tiempo que se evitará que se pegue y que al retirarla cause algún tipo de dolor. Además, esta gasa no dejará que la cicatriz entre en contacto con la ropa, algo fundamental para mantenerla aislada de toda suciedad o de las bacterias que puedan causar una infección.

No hay que olvidarse de secar bien la cicatriz

Otro aspecto interesante es que la cicatriz nunca debe quedar húmeda. Es por esto por lo que tras la ducha o la aplicación de la solución iodada conviene dejar que se seque al aire libre durante unos minutos. Si se puede dilatar este tiempo algo más, mejor. Aunque, después habrá que colocarle la gasa estéril para que no pueda sufrir ningún tipo de roce con la ropa.

Usar una faja postparto

Las bragas postparto evitarán molestias en la zona de la cicatriz de la cesárea, aunque también es importante utilizar una faja. Esta no está contraindicada en los casos en los que se haya practicado una cesárea y permitirá tanto la pronta recuperación tras el parto como facilitar la cicatrización de la herida. La faja idónea no debería tener costuras.

Aplicar aceite de rosa mosqueta

Tras la retirada de los puntos a los 10 días, es interesante seguir cuidando la cicatriz de la cesárea. Para ello, el aceite de rosa mosqueta es una buena elección, ya que acelera la cicatrización. Con todo, conviene limitar la exposición solar de esta zona y en el caso de hacerlo usar camisetas o protección solar alta 50+FPS. De esta manera, se evitará que la cicatriz se oscurezca más.

La cicatriz de la cesárea no suele presentar demasiados problemas siempre que se cuide adecuadamente. El malestar viene por el dolor que se puede reducir gracias a los analgésicos y las limitaciones de movimiento. Es fundamental evitar hacer esfuerzos por si los puntos se abren. Por lo tanto, al coger al bebé o moverlo de lugar conviene tener precauciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento