Sequedad, confusión o pulso acelerado: cómo identificar los síntomas de un golpe de calor y saber actuar

Jugar en zonas frescas, ventiladas y con sombra es una forma de prevenir los golpes de calor en niños.
Aumento de la temperatura corporal ante un golpe de calor.
Tania Dimas / Pixabay

A pocos días de que arranque la época estival y ante el aumento generalizado de temperaturas, resulta imprescindible conocer cuáles son los posibles efectos de sufrir un calor intenso para reconocer los síntomas de determinadas afecciones, como un golpe de calor, y saber actuar ante las mismas. 

En este sentido, durante los meses de verano es frecuente que las temperaturas se eleven por encima de los 40 grados centígrados en muchas ciudades dando lugar a episodios con temperaturas anormalmente altas durante varios días, esto es, una ola de calor

Pero, ¿cómo ser capaces de reconocer un golpe de calor? ¿Cuáles son los signos de alerta? En primer lugar, se trata de un problema grave que ocurre "cuando el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede alcanzar los 40,6 °C", advierten desde el Ministerio de Sanidad.

¿Cómo identificar un golpe de calor?

En los días en los que el calor es intenso, el organismo tiene que realizar un esfuerzo de adaptación para tratar de mantener la temperatura corporal normal y, por esta razón, la sudoración es más excesiva o las venas se dilatan. No obstante, esto puede suponer un riesgo más elevado en personas mayores, niños pequeños, pacientes con enfermedades cardiovasculares o con diabetes, o en personas con obesidad. 

Los signos de alerta más evidentes son los siguientes, según Sanidad: 

  • Calor.
  • Sequedad en la piel. 
  • Piel roja y muy caliente.
  • Pulso acelerado.
  • Dolor intenso de cabeza.
  • Confusión.
  • Perdida del conocimiento.
  • La temperatura corporal puede alcanzar los 40-41 °C y llegar a generar delirios o convulsiones.

Los especialistas de la Clínica Mayo también destacan que las personas que están padeciendo un golpe de calor pueden experimentar agitación, dificultad para hablar o irritabilidad, así como náuseas y vómitos.

¿Cómo se tiene que actuar? 

Las autoridades sanitarias advierten que lo primero que hay que hacer es llamar a urgencias porque la persona requiere ayuda inmediata. Mientras se espera a los servicios de urgencias, se recomienda tratar de bajar la temperatura corporal de la persona afectada siguiendo los siguientes pasos:

  • Ir a una habitación oscura o trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado.
  • Colocar paños de agua fríos sobre el cuerpo o darle un baño con agua fría, si fuera posible. 
  • Quitar el exceso de ropa.
  • Colocar un ventilador o aire acondicionado.
  • Si está consciente, darle agua para beber. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento