Estas son las mejores formas de fortalecer la memoria

Los videojuegos a mitad de precio en El Corte Inglés, gracias al Cyber Monday.
Los videojuegos tienen numerosos efectos positivos para nuestra memoria.
20deCompras

La memoria es una facultad tremendamente necesaria y útil en la vida diaria, que sin embargo puede deteriorarse fácilmente y más a partir de ciertas edades. Por suerte, existen varias maneras de protegerla e, incluso, mejorarla.

Estos son algunos hábitos que puedes adoptar si te preocupa estar sufriendo una disminución de la memoria.

1. Técnicas de memoria

En cierto sentido, la memoria se puede aprender. Esto es porque nuestro cerebro no recuerda por igual todos los tipos de información, sino que tiene más facilidad para algunos frente a otros; para fijar en el recuerdo mejor estos últimos, es posible aprovechar los primeros.

Este tipo de 'trucos', no son otra cosa que técnicas de memoria (o estrategias mnemotécnicas). Un ejemplo sería la visualización (imaginar visualmente el contenido de un texto, por ejemplo) o, más eficaz aún, la auto-imaginación (imaginarse a uno mismo en una situación asociada a lo que debemos aprender), tal y como se expone en un artículo publicado por la Universidad de Arizona.

2. Dormir bien

El tiempo de sueño insuficiente tiene multitud de efectos muy negativos para nuestro organismo y nuestro sistema nervioso, y una de las principales áreas afectadas en este sentido es la memoria.

De hecho, uno de los procesos que tiene lugar cuando dormimos es la consolidación de la memoria y en la selección de la información que puede ser descartada, con lo que podemos hacernos una idea de la importancia de un sueño suficiente y de calidad en este sentido.

3. Hacer ejercicio físico

Podría parecer que una cosa y la otra no tienen mucho que ver, pero lo cierto es que practicar deporte tiene efectos decisivos sobre nuestra memoria. Por una parte, al ejercitarnos mejoramos el estado de nuestra circulación y la oxigenación del cerebro; por otra, segregamos ciertos neurotransmisores (como serotonina o dopamina) que pueden mejorar la memoria y la concentración.

Además, más concretamente, el ejercicio aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior, una estructura implicada en la memoria espacial que tiende a disminuir de volumen con la edad.

4. Jugar a videojuegos

A menudo demonizados, lo cierto es que se sabe que jugar a videojuegos, siempre que el patrón no sea adictivo, conlleva un gran número de beneficios para nuestra salud.

Por ejemplo, un meta-análisis publicado en Frontiers of Psychology encontró que jugar habitualmente a videojuegos promovía cambios visibles en ciertas estructuras cerebrales que se relacionaban positivamente con la atención y la memoria visual y espacial.

5. Relacionarse

Las relaciones sociales también son determinantes en nuestro estado cognitivo, algo que se hace más patente a medida que nuestra edad aumenta.

Así lo demuestra una investigación publicada en el medio científico Psychology and Aging, que concluyó que las personas que mantenían relaciones estrechas con su familia y especialmente con una red de amigos cercanos sufrían un deterioro cognitivo y de memoria mucho más lento que aquellos que no disponían de este contacto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento