Consultorio de sexo: "No noto ninguna diferencia de placer según la postura en el coito y mis amigas sí, ¿hago algo mal?"

Una pareja en la cama
Una pareja en la cama
Cottonbro de Pexels
Una pareja en la cama

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es.

Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago.

PREGUNTA Hola doctor, me gustaría saber si la falta de interés sexual es una enfermedad o, bueno, más bien un síntoma de algo. Tengo 27 años y salgo con un chico desde hace un año (anteriormente tuve otra pareja).

Con ambos he sido y soy reacia a las relaciones, me cuesta tomar la iniciativa. No me desagradan, claro, pero no necesito el “sexo” y me preocupa. Mi actual novio no me presiona en absoluto pero sí me ha hecho ver que para él tener bastante frecuencia es importante.

¿Puede ser una depresión? ¿Cómo puedo cambiar? ¿Tengo que ir a un sexólogo? Gracias por su respuesta. Lucía.

RESPUESTA DEL EXPERTO Es difícil dar una respuesta sencilla a tu pregunta sin conocer datos de tu persona relativos a: estado integral de salud, toma o no de fármacos, estilo de vida, biografía amorosa y dinámica relacional.

El erotismo en pareja siempre es un elemento importante en la relación y lo que diferencia a una pareja de amigos de una pareja de amantes es el deseo.

El deseo erótico de la mujer se mueve en clave de madurez y singularidad, es decir, el deseo aumenta con la edad en un contexto relacional y personal favorable. No obstante, son habituales los desajustes de deseo erótico en las parejas, es decir, siempre hay algún miembro de la pareja con mayores niveles de deseo, al igual que hay miembros de la pareja con un deseo proactivo (invitador) o bien un deseo receptivo (invitable).

Como eres una mujer joven, es prácticamente seguro que no tendrás ningún disturbio hormonal que justifique tu bajo interés sexual, máxime cuando has indicado que eres una persona con historia de “poco” nivel de deseo.

Tampoco parece que haya que buscar la causa de tu bajo nivel de interés erótico en una enfermedad depresiva, que ocasionaría además otros síntomas. Lo razonable en un amable contexto relacional y amoroso es que tu deseo vaya aumentando con la edad.

Mi sugerencia es que si se prolonga la situación y os genera malestar, deberíais solicitar un asesoramiento sexológico. El profesional os diseñará estrategias para burlar los obstáculos que parecen limitar la expresión de tu deseo.

PREGUNTA Mi marido y yo hemos sorprendido a nuestra hija viendo revistas porno, que nos parecen basura. Yo pensaba que no existían, que todo era online, pero son dos revistas viejas que hemos encontrado en su cuarto. Estamos preocupados porque no nos gusta que se acerque al tema sexual de esta manera.

No sabemos qué hacer, cómo afrontarlo. Nunca habíamos hablado de “sexo” con ella y a lo mejor eso ha sido por nuestra culpa. Si hubiéramos hablado a lo mejor no habría visto esa porquería. Tiene 14 años.

Yo pensaba que esas revistas eran solo para chicos, pero ya veo que no. ¿Lo tratamos con ella? No sabemos cómo enfocar esto, necesitamos consejos. Gracias. Mabel.

RESPUESTA DEL EXPERTO El acceso a la pornografía por parte de la gente joven, es una realidad incómoda para muchas familias que tienen hijos e hijas.

Lejos de asustarnos, hemos de considerar esta realidad inevitable, como un reto educativo en el ámbito familiar y escolar. Los últimos estudios indican que la primera exposición al porno se da a los 12 años y datos recogidos por parte del Instituto Amaltea (2019) indican que la primera exposición al “porno” fue en tanto por ciento: 5º/6º PRIMARIA: 38% / 1º ESO: 31% / 2º ESO: 21% / 3º ESO: 5% / 4º ESO: 5%

Nuestros hijos e hijas de menos de 13 años no van a ir a buscar el “porno”, pero el “porno” sí que los va a buscar a ellos. En vuestro caso relatáis que habéis descubierto unas revistas pornográficas, siendo este modo de acceso a la pornografía muy poco habitual, en plena era digital.

¿Qué hacemos como padre y madre? Como adultos sabemos que el lío es que confundan la ciencia-ficción con la realidad. Desmontar el “porno” tiene una respuesta: Educación afectivo/sexual en el ámbito familiar y escolar.

Una vez asumido el inevitable encuentro de nuestros hijos con la pornografía y considerando como deseable que este encuentro se produzca lo más tarde posible, ¿qué podéis hacer y cómo abordar el tema con vuestra hija?

Mi sugerencia sería que no perciba vuestra hija que habéis invadido su intimidad e intentad aprovechar cualquier circunstancia que aparezca en TV o en el periódico para abordar con ella alguna de vuestras preocupaciones, entre ellas: que os preocupa y no os gusta lo que haya visto o pueda ver en relación a la pornografía, que ese tipo de imágenes distorsionan la realidad amorosa de las parejas, que transmiten una imagen cosificada de la mujer representándola como objeto, que hay mucha violencia... y añadid lo que queráis según vuestra escala de valores.

E indicadle que si tiene alguna curiosidad en relación a la sexualidad, os tiene aquí para lo que sea y además podéis aconsejarle algunas páginas web fiables que informan de una manera sensata sobre la sexualidad en pre y adolescentes.

PREGUNTA Tengo una duda que a lo mejor es un poco tonta, pero tengo curiosidad. Hablando de sexo con mis amigas, ellas me dicen que disfrutan mucho con unas determinadas posturas más que con otras. Por ejemplo, una de ellas prefiere estar arriba y otra dice que la penetración por detrás, la que llaman la postura del perrito, es la mejor con diferencia.

Y a mí me pasa que no noto diferencias con ninguna y no sé si es por algo que hago mal yo o quizá mi pareja. Y he probado todas las posturas. ¿Por qué pasa esto? Un saludo. Rocío.

RESPUESTA DEL EXPERTO En un contexto erótico de pareja, que siempre es singular, no hay posturas eróticas mejores ni peores, hay sencillamente personas que eligen qué y cómo les gusta más y, sobre todo, con quién.

Los gustos y los deseos eróticos se mueven en clave de diversidad y además se van modificando con el paso de los años y la evolución dinámica y cambiante de la relación.

El erotismo constituye un jeroglífico personal muy singular, de carácter biográfico y conformado por una serie de elementos que lo hacen único y exclusivo en cada persona.

Las aritméticas femeninas son incapaces de resolver la teoría de la calidad frente a la variedad en las relaciones eróticas, por ello te sugiero que cuando las conversaciones con tus amigas giren en torno a la misma hagas referencia al concepto calidad como elemento diferenciador de la diversidad coital.

Es interesante abrirse a la versatilidad en cuanto a los juegos eróticos, pero no es menos cierto que dicha versatilidad está condicionada a los deseos. Por otra parte, recuerda que en el ámbito del erotismo es más importante dedicarse a “sentir” que dedicarse a “probar”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento