La primera píldora contra la resaca sale a la venta en el Reino Unido: ¿funciona de verdad?

Una persona se toma una pastilla para la resaca.
Una persona se toma una pastilla para la resaca.
PEXELS
Una persona se toma una pastilla para la resaca.

Dolor de cabeza, malestar estomacal, amnesia, dolores musculares... La resaca es quizás la consecuencia negativa más tangible (a corto plazo, al menos) de las noches de excesos con el alcohol. A partir de ciertos consumos, es prácticamente inevitable... ¿o no?

Recientemente, un nuevo suplemento alimentario que dice acabar con la resaca ha salido a la venta en el Reino Unido, de la mano del fabricante sueco Myrkl. Se presenta en forma de pastilla, y se recomienda tomarlo antes de beber.

Niveles de alcohol en sangre hasta un 70% menores

Más específicamente, se supone que la pastilla descompone hasta el 70% del alcohol en el cuerpo tras 60 minutos. Para hacer esto, se sirve de unas bacterias (Bacillus subtilis y Bacillus coagulans) inofensivas para el cuerpo humano pero que son capaces de descomponer el alcohol en agua y dióxido de carbono.

Para que lleguen al intestino, que es donde estas dos bacterias realizan su trabajo, se protege a las bacterias con una cápsula resistente al ácido gástrico presente en el estómago.

La supuesta eficacia del suplemento se sustenta en un único estudio, publicado en el medio especializado Nutrition and Metabolic Insights, que fue llevado a cabo sobre 14 personas. Los sujetos recibieron dos píldoras cada día durante siete días y, posteriormente, se les dio una pequeña cantidad de bebida alcohólica en base a su peso corporal.

A continuación, los autores midieron su nivel de alcohol en sangre, y encontraron que aquellos que habían recibido el suplemento marcaban cifras de media un 70% inferiores que aquellos que no, sin que se observase ningún efecto negativo notable.

Limitaciones relevantes

La píldora, por tanto parece funcionar tal y como se anuncia. Sin embargo, el estudio, pese a estar bien diseñado, tiene algunas limitaciones importantes que hay que tener en cuenta para juzgar su verdadera eficacia.

Por una parte, la pauta de administración es notablemente diferente a la aconsejada por el fabricante (en el experimento los participantes tomaron el suplemento durante siete días seguidos antes de tomar alcohol, en lugar de tomar dos píldoras unas horas antes). Por otra, la cohorte era poco diversa, compuesta exclusivamente por adultos jóvenes de raza blanca y sin problemas de salud.

Además, los resultados variaron en los participantes, lo que resta a la precisión del trabajo. De hecho, son varios los factores que no se han comprobado: se desconoce si afecta de diferente manera a hombres o a mujeres, a personas con problemas gastrointestinales o hepáticos, a una persona en ayunas y a una que acaba de comer...

Finalmente, no se debe perder de vista que, debido a que el suplemento actúa tras pasar el alcohol por el estómago, no puede minimizar los efectos negativos sobre este órgano.

Nada como beber menos (o nada)

Otra cuestión relevante es que, al disminuir la absorción del alcohol al torrente sanguíneo, esta píldora reduce en general todos los síntomas asociados con el consumo, y no sólo los de la resaca. Esto incluye algunos como la euforia o la desinhibición propios del estado de ebriedad; en cualquier caso, el funcionamiento del suplemento equivaldría a beber menos cantidad de alcohol.

Con todo, al tratarse de un probiótico, se trata de una sustancia segura, con muy pocos riesgos asociados y que probablemente funcione en cierto grado. A pesar de ello, la mejor manera de evitar la resaca continúa siendo evitar beber en lo posible, o al menos reducir la cantidad.

Referencias

Pfützer, A et al. Chronic Uptake of A Probiotic Nutritional Supplement (AB001) Inhibits Absorption of Ethylalcohol in the Intestine Tract - Results from a Randomized Double-blind Crossover Study. Nutrition and Metabolic Insights (2022), vol 15. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento