Logo del sitio

La rapidez al andar es más importante que dar 10.000 pasos: así reduce el riesgo de cáncer, demencia y enfermedades cardíacas

Una persona caminando
Una persona caminando
PEXELS

A estas alturas, todos deberíamos haber escuchado la principal recomendación para evitar el sedentarismo: tratar de asegurarse de andar como mínimo 10.000 pasos al día. Se trata de un gran hábito cuyos beneficios están más que documentados.

No obstante, quizás existen aspectos más importantes en los que fijarse. Y es que el mayor estudio hasta la fecha sobre esta cuestión ha concluido que un ritmo de paso más rápido resulta más determinante que la cuenta de pasos en los efectos positivos que andar tiene para nuestra salud.

Beneficios apreciables con menos pasos

Tal y como publican estos autores, adscritos a la Universidad de Sydney (Australia) y la Universidad del Sur de Dinamarca, en el medio académico JAMA Internal Medicine, efectivamente caminar 10.000 pasos reduce el riesgo de padecer demencia, enfermedades cardíacas y cáncer, así como de morir prematuramente. No sólo eso, sino que estos beneficios comienzan a ser apreciables con conteos incluso más bajos.

Tan sólo 3.800 pasos, según el estudio, ya se asociarían con un 25% menos de probabilidades de padecer demencia. Por encima de eso, cada 2.000 pasos adicionales reducen aún más ese riesgo, entre un 8 y un 11%. Los efectos sobre el riesgo de padecer cáncer o enfermedades cardiovasculares, así como sobre el riesgo de fallecer prematuramente, eran similares.

Para lograr una reducción del 50% en el riesgo de padecer demencia era necesario andar 9.800 pasos al día. Sin embargo, uno de los aspectos más destacables es que los aumentos en el ritmo o la intensidad de las zancadas se relacionaban con mayores reducciones en el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares, demencia o de fallecer prematuramente que aumentar el número de pasos.

Mejor andar más y más rápido

Para obtener estos resultados, los investigadores emplearon datos del estudio UK Biobank de 78.500 adultos de entre 40 y 79 años de edad, incluyendo conteos de pasos e información sobre el estado de salud. Además, se excluyó a aquellas personas que ya padecían una de las enfermedades estudiadas al comienzo del seguimiento y se tuvieron en cuenta factores que podían dar lugar a confusión.

Un punto importante, aclaran, es que no se pretende sustituir la recomendación del conteo de pasos. Esta medida, dicen, es fácil de entender y de poner en práctica, especialmente gracias a la ubicuidad de dispositivos como el móvil capaces de realizar un conteo aproximado de pasos.

Por el contrario, las personas deberían fijar la meta de los 10.000 pasos y, además, tratar de caminar más rápido de lo que lo harían normalmente para asegurarse de obtener esos beneficios adicionales.

Referencias

del Pozo Cruz B, Ahmadi MN, Lee I, Stamatakis E. Prospective Associations of Daily Step Counts and Intensity With Cancer and Cardiovascular Disease Incidence and Mortality and All-Cause Mortality. JAMA Intern Med. Published online September 12, 2022. doi:10.1001/jamainternmed.2022.4000

Mostrar comentarios

Códigos Descuento