Logo del sitio

Así funciona el tratamiento que mejora el flujo de orina en el agrandamiento de la próstata: "Es como una taza de té"

cancer-de-prostata
La hiperplasia benigna de próstata puede obstruir el flujo de orina.
GTRES ONLINE

La hiperplasia prostática benigna es una afección muy frecuente a medida que los varones envejecen, que consiste en un agrandamiento no tumoral de la glándula prostática. Su principal complicación es el bloqueo del flujo de orina, un síntoma muy molesto.

Afortunadamente, existen diferentes tratamientos (algunos de ellos mínimamente invasivos) que pueden mejorar los signos de la enfermedad y disminuir el impacto para el paciente. Uno de ellos es la tecnología Rezum, o la operación de la próstata empleando vapor de agua.

¿En qué consiste Rezum?

Tal y como refleja el mayor estudio sobre la cuestión hasta la fecha, publicado en el medio especializado Urology, el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna mediante la inyección de vapor de agua por vía transuretral resulta seguro y logra resultados en pacientes con diversos grados de la enfermedad.

En declaraciones al portal Medscape Medical News, el autor principal del trabajo, Dean Elterman (urólogo adscrito a la Universidad de Toronto, en Canadá) explica que lo que hace a este estudio único es que refleja las condiciones del mundo real, sin un conjunto de criterios para seleccionar a los hombres participantes. Así, por ejemplo, en este estudio el tamaño medio de la próstata era de 77 gramos, mientras que en los ensayos clínicos de Rezum era 40 gramos.

Otro aspecto que destaca es que la investigación prueba los límites de la tecnología: mientras que en los Estados Unidos el límite máximo en el tamaño de la próstata que puede tratarse con Rezum es de 80 gramos; en cambio, los autores del artículo han empleado a 83 pacientes (de un total de 220) con próstatas más grandes que este valor.

Esta terapia consiste en la inserción de un endoscopio a través de la uretra, con una aguja especial que emite vapor a exactamente 103 grados centígrados. Con ello, a lo que Elterman se refiere como "una taza de té para la próstata", el calor elimina células del tejido aumentado de la próstata, logrando mejoras de hasta el 74% en el flujo urinario máximo a los 12 meses del procedimiento.

Eficacia en las próstatas más grandes

Por su parte, el grupo de pacientes que superaba los valores máximos actualmente aprobados para este tratamiento también experimentó mejoras notables. Como cita Elterman, en este subgrupo el tamaño medio de la próstata era de 104.6 gramos. Y, aunque tardaron algo más en hacerse notables, las mejorías en el flujo máximo de orina fueron similares porcentualmente al grupo con un menor grado de hiperplasia.

"Lo que esto demuestra", dice el autor "es no sólo que el procedimiento es rápido, sino que además es útil para un rango muy amplio de tamaños de próstata".

"La más grande que hemos tratado son 160 gramos. Quiero decir, eso es monstruoso. Es del tamaño de un pomelo de Florida. Este artículo realmente muestra que hemos sido capaces de empujar los límites de la tecnología y aún así lograr buenos resultados", añade.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento