Trucos para acelerar el metabolismo y adelgazar más rápido

Planes de adelgazamiento.
El metabolismo son todos los procesos químicos que ocurren dentro de su cuerpo para mantenerlo con vida.
GTRES

En muchas ocasiones, cuando estamos pasados de peso y necesitamos adelgazar hacemos referencia al metabolismo, que puede hacer que tengamos más o menos éxito en nuestro reto.

Tal y como recoge Live Science, cuando hablamos de metabolismo nos referimos a todos los procesos químicos que ocurren dentro de nuestro cuerpo para mantenerlo con vida, según la definición Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido.

Y estos procesos requieren energía; de hecho, hasta el 70% de la energía utilizada por su cuerpo puede destinarse a los procesos básicos necesarios para mantenerse con vida, incluso si se está completamente inactivo. Esto es lo que se conoce como tasa metabólica basal o TMB.

Otra forma de pensar en el metabolismo es que es la capacidad que tiene nuestro cuerpo para convertir los alimentos en energía para impulsar todo tipo de procesos en su cuerpo.

Los investigadores pueden medir su tasa metabólica basal de dos maneras: midiendo el calor que exuda su cuerpo o controlando los niveles de dióxido de carbono que exhala. Entonces, ¿pueden algunas personas tener una tasa metabólica 'rápida' y otras tener una 'lenta'?

"Las personas difieren en su tasa metabólica, pero si observas el metabolismo de las personas por unidad o por kilogramo de masa magra, entonces, en realidad, la tasa metabólica en esos términos es notablemente constante en toda la población", dice el doctor Thomas Barber, profesor asociado y endocrinólogo consultor honorario en la Universidad de Warwick y los Hospitales Universitarios de Coventry y Warwickshire, en Inglaterra.

"Todo el tejido magro del cuerpo, todo lo que no es grasa, es donde ocurre la mayor parte del metabolismo", dice Barber (la masa magra no incluye solo los músculos, sino también órganos como el hígado, los riñones y el cerebro). Por lo tanto, si se concentra en la tasa metabólica de las personas en su "masa magra, las personas son bastante similares en todos los ámbitos".

Las diferencias en el metabolismo surgen, en su mayor parte, debido a las diferencias en las cantidades de grasa en comparación con la masa magra en el cuerpo de una persona, dijo Barber. Cuanto menos grasa corporal y más masa magra, más eficientemente funciona el metabolismo del cuerpo.

Por ejemplo, "si tiene dos personas que pesan exactamente lo mismo pero una de ellas tiene el 50% (de grasa corporal) y el 50% de masa magra y la otra persona solo tiene 10 o 15% (de grasa corporal), entonces la persona con más masa magra tendrá una tasa metabólica más alta", dijo.

Cambiar la tasa metabólica

¿Puede cambiar su tasa metabólica? La tasa metabólica de una persona se ajustaría si cambiara la proporción de grasa a masa magra de esa persona, dice Barber; en otras palabras, si la grasa corporal o la masa magra de la persona cambiaran en relación con la otra. Aumentar el nivel de actividad física tendría un efecto positivo similar (modificar médicamente la tasa metabólica podría tener efectos secundarios deletéreos y dañinos).

"Una forma de mejorar el metabolismo sería aumentar la masa magra y reducir su masa grasa", revela Barber. "Quieres hacer más ejercicio, quieres desarrollar más músculo para tener proporcionalmente más masa magra y, por lo tanto, puedes tener un impacto en tu tasa metabólica general", señala.

Aún así, Barber señaló que aunque "la tasa metabólica difiere entre la población, no puede verse como una excusa para el aumento de peso para la gran mayoría" de las personas porque la tasa metabólica basal magra es bastante constante en toda la población.

El cuerpo puede luchar contra la pérdida de peso

Nada de esto quiere decir que perder peso sea fácil. De hecho, el cuerpo puede incluso luchar contra la pérdida de peso. Hay algunas peculiaridades del metabolismo que es posible que debamos superar si estamos tratando de perder peso, dice Barber.

El cuerpo naturalmente quiere mantener su peso, por lo que cuando pierde alrededor del 5 o 10% de su peso, se activa un mecanismo llamado 'adaptación metabólica persistente', explica Barber. Este mecanismo ralentiza el metabolismo y aumenta el apetito, tratando de obligar a su cuerpo a volver al peso que percibe como predeterminado. Esta, dice Barber, es una de las razones por las que muchas personas tienen problemas para mantener la pérdida de peso que tanto les costó conseguir.

Por ejemplo, "cuando perdemos peso, en realidad tenemos que hacer más ejercicio y ser más activos para mantener el peso corporal más bajo", explica.

Ciertas condiciones médicas también pueden afectar la tasa metabólica; una tiroides hiperactiva, por ejemplo, haría que una persona quemara energía más rápido. Sin embargo, si no se trata, una tiroides hiperactiva podría provocar problemas de salud graves, añadió Barber. Una tiroides hipoactiva, por otro lado, tendría el efecto opuesto sobre el metabolismo. Hoy, sin embargo, ambas afecciones se pueden controlar fácilmente con la medicación adecuada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento