Logo del sitio

¿Cuánto tiempo debería estar al sol para conseguir un moreno gradual y sin peligros?

Hidratar la piel después de tomar el sol es fundamental para prolongar el bronceado.
Aplicarse protector solar es fundamental para conseguir un bronceado bonito.
Freepik

El verano está cada vez más cerca y es que el buen tiempo se alterna con las lluvias que todavía están presentes en gran parte de la Península. Las camisetas cortas empiezan a dejar entrever algo de piel que perdió el moreno que lucía tras el verano del año pasado. Pero las ganas de volver a disfrutar de una piel bronceada y bonita pueden hacer que la quememos y nos pongamos en riesgo.

Las quemaduras por el sol no solo dejan en nuestra piel manchas, zonas más oscuras que otras y que el moreno no quede tan bonito como esperábamos. No hay que olvidar el riesgo que suponen para nuestra salud, ya que "cada 9 minutos alguien muere por cáncer de piel en el mundo" según datos que ofrece la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)

Evitar las horas "calientes"

Hay una franja horaria en la que no deberíamos exponernos al sol, entre las 12:00 y las 17:00 según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). En estos casos podemos hacer otras actividades como leer debajo de la sombrilla, jugar a las cartas, ir a comer algo a algún chiringuito, etc. 

Esto evitará que nos pongamos al sol cuando este es más peligroso para nuestra salud. Recordemos que la incidencia del cáncer de piel no deja de aumentar cada año y es que desear un moreno rápido nos puede jugar malas pasadas

Exposiciones controladas

¿Qué ocurre cuando no nos encontramos dentro de las horas "calientes"? Pues que lo más recomendable es que las exposiciones al sol estén controladas. La Clínica Universidad de Navarra (CUN) aconseja que al principio las exposiciones sean más cortas y que estas vayan aumentando poco a poco.

De hecho, la CUN da una idea muy clara de cómo se puede hacer esto "el primer día solo 15 minutos, luego ir aumentando 10 minutos cada día". Con paciencia podremos conseguir un bronceado gradual que no ponga en peligro nuestra salud y la de nuestra piel que no debemos olvidar que tiene memoria.

El fotoprotector siempre, incluso en días nublados

Otro consejo fundamental para conseguir un bronceado gradual y sin peligros es utilizar un fotoprotector aunque el día esté nublado. La AEDV recuerda que "los rayos solares se filtran también a través de las nubes". Por lo tanto, no hay que olvidarse de proteger la piel y, además, de la forma adecuada. 

La protección solar mínima debe ser siempre de 30. Esto es algo que recomienda tanto la AEDV como la CUN. Además, hay que reponer la protección cada cierto tiempo, siempre al salir del agua y renovarla cada 2 horas. 

Con estos consejos se podrá conseguir un bronceado gradual, que es lo deseable, y seguro para la piel. Pero, la exposición siempre debe ser al sol pues hay que evitar las camas de bronceado. Ahora que ya hay, cada vez, más días de sol puede ser una buena idea empezar a exponernos a él unos pocos minutos. Así, cuando llegue el verano podremos ir a la playa con la piel ya algo bronceada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento