Cinco materiales sin tóxicos imprescindibles para cocinar o conservar

Gas, cocina de gas, llamas, llama, fuego, fogón, fogones, gas natural, olla, ollas, utensilios de cocina
Utensilios de cocina.
EUROPA PRESS - Archivo

Para llevar a cabo un estilo de vida saludable es fundamental llevar a cabo una dieta equilibrada, basada en productos frescos y lo más naturales posibles. Sin embargo, también es importante manipular, cocinar y envasar estos productos con utensilios de calidad y elaborados con materiales libres de tóxicos, con el objetivo de evitar la conocida como migración.

Se entiende por migración el paso de compuestos químicos procedentes del envase o utensilio a los alimentos que contiene o que se están manipulando con ellos. Ese traspaso puede ser desde materiales muy amplios, cuyas partículas pueden pasar del envase a la comida. El plástico, el pegamento, el papel y cartón, el barniz o el aluminio son algunos de ellos, según la Organización de Consumidores y Usuarios.

Los materiales más seguros en la cocina

Basándose en el análisis de diferentes materiales, parece ser que el vidrio es la mejor solución para envasar alimentos, seguido del acero inoxidable de buena calidad, que no libera demasiado níquel. Igualmente, la silicona de platino, la madera y el titanio son otros materiales seguros en la cocina. 

En primer lugar, el vidrio es seguro, no trasmite olores ni sabores, son fáciles de limpiar y, por tanto, son perfectos para almacenar los productos. Algunos de ellos están especialmente pensados para meter los productos directamente al microondas o al horno, sin que esto signifique una contaminación de los alimentos.

También los utensilios de madera son una buena opción y alternativa para los instrumentos de plástico en la cocina, tan implementados antiguamente y que se han ido cambiando por los de plástico actualmente. Sin embargo, con ellos hay que tener especial cuidado, de tal modo que sean de calidad y, además, incidir en su limpieza para que no queden restos ni cojan olores.

El acero inoxidable y el titanio son dos de los materiales más recomendados a la hora de comprar sartenes, cacerolas y demás utensilios para cocinar, una alternativa a los artículos antiadherentes que son los fabricados con aluminio o teflón, dos materiales que pueden migrar tóxicos en los alimentos.

Por último, están los utensilios de silicona, que están muy extendidos actualmente. Se utilizan, por ejemplo, en los moldes de repostería para meter al horno. Así, hay que prestar atención a que sea una silicona de calidad, es decir, silicona de platino.

De hecho, en Europa se prohibió el uso del bisfenol en los biberones. Esta sustancia también está prohibida en España en los envases de alimentos para niños de hasta 3 años, ya que los productos de la silicona pueden pasar a los alimentos. Desde la OCU se recomienda, antes de usar un artículo de silicona por primera vez, preparar una pasta con agua, harina y aceite, hornearla y tirarla. Después, hay que lavar los moldes en el lavavajillas con agua bien caliente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento