Prácticas que estropean las propiedades de los alimentos al conservarlos o cocinarlos

  • Evitar romper la cadena de frío es importante y algunos alimentos no se deben lavar antes de cocinar.
  • Freír es la peor forma de cocinar un alimento; hay opciones mucho más saludables.
Una vez más el vinagre, el bicarbonato o el limón son grandes aliados para limpiar bien la nevera. Hay que tener especial cuidado con el cajón de frutas y verduras, ya que es donde más bacterias se acumulan.
No romper la cadena de frío es importante para la conservación de los alimentos.
Pixabay/difisher

¿Sabemos cómo conservar o cocinar los alimentos para que mantengan todas sus propiedades? Tal vez todo lo que hayamos hecho hasta este momento haya estropeado algún alimento o provocado que algunas de sus valiosas propiedades se hayan perdido. Para evitarlo, debemos cambiar nuestros hábitos.

Tanto al conservar los alimentos como al cocinarlos cometemos errores que pueden provocar que no conserven todas sus propiedades. Esto no es beneficioso, ya que puede que terminemos llevándonos a la boca alimentos carentes de propiedades que antes tenían y que eran muy beneficiosas. Para ello, conviene tener en cuenta los siguientes consejos.

Consejos para conservar mejor los alimentos

Congelar los alimentos si no los vamos a comer en un corto plazo de tiempo es lo mejor. De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda introducirlos en el congelador nada más llegar a casa. De esta manera no se rompe la cadena de frío y los alimentos estarán protegidos de bacterias.

Otros consejos para conservar los alimentos sin que pierdan sus propiedades es envasar al vacío los que son frescos. Por ejemplo, embutidos o quesos. Pero, debemos consumirlos en el corto o medio plazo. El hecho de que un alimento esté bien conservado no significa que pueda estar así muchísimo tiempo.

Las sobras de comida también se pueden conservar bien durante pocos días en la nevera. Pero deben estar en un recipiente hermético bien cerrado. No se deberían congelar las sobras de comida, así que es preferible consumirlas al día siguiente o, como mucho, hasta dos días después. 

Con respecto a los alimentos que no necesitan frío, la conservación debe hacerse en recipientes herméticos que estén alejados de fuentes de calor. Tanto en este caso como en los anteriores conviene poner en grande la fecha de caducidad o de consumo preferente. De esta manera, gestionaremos mejor los alimentos que tenemos guardados y evitaremos tirarlos a la basura.

Alimentos cocinados, ¿cómo conservar sus propiedades?

Para que los alimentos conserven el máximo de sus propiedades al ser cocinados hay que tener en cuenta algunas recomendaciones. La OCU aconseja que el pollo, la ternera o los filetes de cerdo no se laven antes de cocinarlos. La razón es que "muchos de los nutrientes, así como los sabores y los aromas podrían perderse con el agua". Por lo tanto, hay que tenerlo presente.

Otra recomendación es que las verduras se cocinen al vapor. Esto no solo hacer que se conserve mejor su sabor, si no que los nutrientes no se pierdan. La razón está en que como las verduras no entran en contacto con el agua se evita esta pérdida de nutrientes. Así que tenerlo en cuenta importa.

Asimismo, cualquier tipo de alimento lo que se desaconseja es freírlo. Las opciones de cocerlos o cocinarlos al vapor son las mejores para que puedan conservar la mayor parte de sus propiedades. Al freír los alimentos las vitaminas y grasas, todo se destruye. Así que hay que limitar mucho su consumo.

Además de todo esto, antes de cocinar los alimentos conviene evitar que estén en remojo más tiempo del necesario y que si los cocemos apostemos por el menor tiempo posible. De esta manera, preservaremos sus propiedades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento