Consumo de alcohol
Alcohol en un local nocturno, en una foto de archivo. ARCHIVO

Ruborizarse tras beber algún líquido que contenga alcohol podría ser un factor de riesgo para la aparición del cáncer de esófago. El llamado 'rubor asiático' (enrojecimiento de las mejillas, náuseas, riesgo de taquicardias) es una respuesta del organismo -que afecta a un tercio de los asiáticos- porque éste carece de una enzima que participa en el metabolismo del alcohol (en la destrucción de sus ingredientes tóxicos).

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU y del Centro Kurihama de Alcohol, con sede en Japón, acaban de publicar un artículo sobre el tema -una peculiaridad que no es exclusiva de la raza asiática, aunque se dé más en estos individuos- en las páginas de la revista PLoS Medicine.

Existen 540 millones de individuos en todo el mundo que carecen de dicha enzima

"Nuestro objetivo es informar a los médicos de que sus pacientes con deficiencias heredadas en ALDH2 tienen mayor riesgo de sufrir un cáncer de esófago (sobre todo del tipo escamosos) si beben cantidades moderadas de alcohol", se justifican.

Los médicos podrían fácilmente identificar a esta población de riesgo y aconsejarles que moderen su consumo de bebidas alcohólicas tan sólo con preguntar al paciente si suele ponerse rojo cuando bebe, informa El Mundo.

Existen aproximadamente 540 millones de individuos en todo el mundo que carecen de dicha enzima y que el cáncer de esófago es uno de los que más muertes causa a nivel mundial. Por estas razones, el equipo de investigadores que ha realizado este estudio calcula que una simple visita al médico podría evitar un gran número  número de fallecimientos.