Consultorio de Psicología: "Llevo un año separada, pero llegado el momento del perdón hacia él no soy capaz de hacerlo"

Una pareja discute.
Una pareja discute.
CANVA

Ya puedes leer aquí la nueva entrega del consultorio de Psicología con el que 20minutos pretende ayudar a resolver las dudas y dificultades que puedan tener los lectores (con los amigos, la pareja, la familia, en el trabajo...).

Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado a las cuestiones de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Se rasca continuamente

PREGUNTA Quiero ayudar a mi hija y no sé cómo. En época de exámenes, está en 2º de bachillerato, tiene 18 años, está continuamente rascándose, enredando el pelo, mordiendo las uñas. Lo pasa faltal y yo también.

Cuando pasan los exámenes todo vueve a su lógica, bajan un montón esos tics. ¿Cómo puedo ayudarla para que deje todo eso? Gracias por su ayuda.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Esos tics son debidos al estado a ansiedad que generan en su hija la preparación de los exámenes.

Segundo de bachiller es un curso muy importante para todos los estudiantes, el nivel de exigencia es más alto, lo que se juegan puede ser crucial para su futuro y su hija, que seguramente es una alumna responsable y autoexigente, se siente sobrepasada por la preocupación y está generando unos niveles de ansiedad altísimos, que externamente los vemos a través de sus tics y rituales.

Cuando la ansiedad desemboca en tic es un señal de alarma, que nos indica que necesita ayuda psicológica, pero ayuda a nivel profesional. Su hija en estos momentos está desbordada, y por mucho que usted la quiera ayudar y tranquilizar no es suficiente para canalizar su ansiedad.

Un problema añadido es que a medida que pase el curso y nos acerquemos a los exámenes finales y a la Selectividad esa ansiedad irá en aumento. La buena noticia es que los tratamientos psicológicos en la actualidad son muy eficaces para estos casos, y probablemente en pocas sesiones su hija aprenderá a identificar las señales que disparan su ansiedad y a controlarla y canalizarla.

Me hacen la vida imposible

PREGUNTA Me siento triste y desesperada. Soy madre soltera, vivo con mis padres y mi madre me hace la vida imposible. Todo le molesta de mí con el simple hecho de estar sola. Me ha insultado. Yo trabajo y atiendo a mis hijos. Y aporto en casa para los gastos. Y hago quehaceres en la casa.

No nos hablamos y cuando lo hace me dice las cosas molesta. Tampoco me llevo bien con mis hermanos ni hermanas ni con los que viven en casa ni con los que viven fuera.

Me han dicho de todo y ya estoy cansada, me siento triste porque no he disfrutado de la vida como me gustaría. Mi hijo no quiere irse de casa y ni para una renta me alcanz, y ya no sé qué hacer.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Son situaciones muy difíciles para todos. Su madre probablemente piense que usted ha sido una irresponsable, y con ese planteamiento, en lugar de ayudarse mutuamente, se genera una tensión permanente.

Usted se siente agredida, y quizás ella sienta que le está quitando la tranquilidad o la paz que merecía tener a su edad.

En estos casos, cuando nos centramos en buscar culpables, la convivencia resulta muy complicada.

Conviene que empiece primero encontrándose bien con usted misma, aceptando su situación y alejando pensamientos negativos, del estilo de que ni ha disfrutado, ni disfrutará de la vida.

Para tener una buena relación con su madre y con el resto de la familia, primero tiene que tenerla con usted misma. En el libro 'Emociones que hieren' detallo cómo pasar de las tensiones inútiles a las relaciones inteligentes, cómo ganar confianza y seguridad, como subir nuestra autoestima, cómo hacer frente a las críticas y cómo generar salidas a las situaciones difíciles, en lugar de cerrarnos puertas.

Todo esto sería más fácil con ayuda psicológica. Hay fundaciones, como la nuestra, donde ayudamos a personas con dificultades económicas, para que reciban el tratamiento que precisan. Puede llamarnos al teléfono 910 837 781, y preguntar por nuestro programa de becas.

No crea que no tiene futuro, pero para encontrarlo, trabaje en su equilibrio emocional.

Nunca nos defendió

PREGUNTA Llevo poco más de un año separada. Aunque fui yo quien decidió dar el paso por su dedicación exclusiva al trabajo, cuando yo también trabajo, y por no defendernos nunca, ni a los niños ni a mí, delante de su familia, él lo aceptó, parece que de maravilla e incluso al poco tiempo empezó otra relación.

La separación fue muy traumática con abogados y juicio e incluso después le propuse 'resetear' y llevarnos medianamente bien por el bien de los peques, pero él nunca aceptó y me ha puesto trabas a todo y me sigue tratando con una falta de respeto increíble, no se saca la rabia de dentro.

Yo, como también la tenía, me puse en manos de un coach porque no quería vivir con esos sentimientos dentro.

Pero llegado el momento del perdón hacia él no soy capaz, quiero hacerlo porque esto me 'hará libre y limpia de todo mal sentimiento' pero hay cosas -como que no luchara por su familia, que no quisiera ceder algo de su tiempo a la familia-, que ahora, una vez separado, no le ha sido tan difícil hacer, y otras cosas que veo se 'enquistan' y no soy capaz de perdonar.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Por lo que cuenta, más que un proceso de coaching necesita ayuda psicológica. No es fácil perdonar cuando se han vivido agravios como los que usted ha tenido, y cuando la otra persona sigue con esa actitud de falta de respeto y agresividad.

Es verdad que el perdón nos libera y nos permite vivir plenamente el presente, sin dejar que el pasado siga condicionándonos, pero también es cierto que para perdonar la persona tiene que estar muy bien emocionalmente, y ahí es donde usted necesita ayuda psicológica.

Tan importante es perdonar como perdonarse, pero para ello hay que estar con mucho equilibrio emocional. Una vez conseguido ese estado de paz y tranquilidad todo resulta más fácil. En el libro 'Las 3 claves de la felicidad' detallo cómo aprender a perdonar y perdonarnos, para coger las riendas de nuestra vida. No renuncie a ese objetivo que le permitirá vivir disfrutando de su presente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento