Cómo aliviar las cervicales cuando estamos teletrabajando

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes.
El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes.
Freepik

Al trabajar muchas horas sentado y en la misma postura (a veces, no la correcta) frente al ordenador, el dolor de espalda y de cervicales es de lo más común. Así, se pueden seguir una serie de consejos para tratar de evitar que aparezca el dolor o, una vez que ha aparecido, poder aliviarlo.

Lo más importante cuando se trabaja muchas horas sentado frente al ordenador es tener una buena postura. Esto comienza desde el lugar de trabajo, con la mesa y, sobre todo la silla. 

En primer lugar, hay que sentarse en una silla que tenga un respaldo recto y cómodo, a poder ser que sean ajustables, de tal modo que se pueda regular la altura para conseguir apoyar los pies en el suelo, mantener la espalda recta pero sin tensión y los brazos relajados sobre la mesa o los reposabrazos de la silla. 

Si a pesar de ello, puede darse el dolor cervical, por lo que se pueden seguir una serie de consejos para aliviar las molestias, tal  como informa desde MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos:

  1. Aplicar calor o frío sobre la zona: se recomienda usar hielo durante las primeras 48-72 horas y, después, usar calor. 
  2. Los baños de agua caliente o usar compresas calientes en la zona afectada puede ayudar a aliviar el dolor.
  3. Masajearse la zona suavemente o pedir a alguien que dé un masaje puede ayudar a alviar el dolor.
  4. Dormir sobre un colchón firme y con una almohada que le dé soporte al cuello es fundamental para descansar en buena postura y evitar el dolor. 

Cuando el dolor sea muy persistente, se pueden tomar analgésicos de venta libre, tales como la aspirina o el ibuprofeno. También se puede acudir a un centro especializado en fisioterapia para tratar el dolor profesionalmente mediante masajes.

La realización de ejercicio diario ayuda a mejorar la postura, aumentando la fuerza en la parte del cuello, los hombros y la espalda, además de mejorar la flexibilidad. Además, ejercicios aeróbicos, como caminar o nadar pueden mejorar la circulación sanguínea hacia los músculos.

Mientras se está trabajando, también es importante estirar el cuello cada hora y, además, se pueden realizar algunos estiramientos específicos para disminuir la tensión muscular de la zona cervical. En el vídeo que se muestra a continuación se indican algunos de estos fáciles ejercicios:  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento