De las Merindades al Valle de Mena: una ruta verde por las montañas de Burgos

Valle de Mena.
Una panorámica del Valle de Mena, en Burgos.
WIKIPEDIA

Olvidemos los tópicos: también en la castellana Burgos hay montañas. Estamos en el norte de la provincia a un paso de la Cordillera Cantábrica. De las Merindades al Valle de Mena, esta es una ruta muy verde por las montañas de Burgos.

Este camino por el norte de Castilla y León nos permite conocer algunos de los lugares más representativos y originales de la geografía burgalesa como el complejo kárstico de Ojo Guareña, la señorial villa de Espinosa de los Monteros, los valles pasiegos burgaleses y el siempre verde Valle de Mena. Es una sucesión de espectaculares paisajes, valles pasiegos y un singular patrimonio de iglesias románicas, torres, castillos y casonas.

Podemos comenzar en Butrera, en la Merindad de Sotoscueva, donde destaca su iglesia románica. Frente a la localidad de Cueva de Sotoscueva se asienta la ermita de los santos Tirso y Bernabé en una de las bocas del gran complejo Kárstico de Ojo Guareña.

Kilómetros y kilómetros de cuevas vírgenes

Ojo Guareña es uno de los mayores conjuntos de estalactitas, estalagmitas y coladas de España. Este Monumento Natural, de 13.850 hectáreas, oculta bajo tierra más de un centenar de kilómetros de cuevas vírgenes, algunas de ellas visitables. Y en ellas, además, pinturas rupestres, especies invertebradas endémicas y simas inalcanzables.

Ojo Guareña es el segundo complejo kárstico más largo de España.
.
JCYL

La importancia de Ojo Guareña no solo radica en la superficie, sino también en sus entrañas, bajo tierra. 110 kilómetros de cuevas naturales, sin prácticamente haber sufrido la acción del hombre, se extienden en un complejo kárstico único de nuestro país por sus características. Ojo Guareña es hoy el segundo complejo kárstico más largo de España y uno de los diez mayores del mundo.

Seguimos hasta la villa de Espinosa de los Monteros. Aquí hay que ver las numerosas torres y casas blasonadas de origen medieval; la iglesia de Santa Cecilia, renacentista; la bella plaza de Sancho García con edificaciones populares; el magnífico Palacio de Chiloeches; y el Castillo de los Velasco.

Subiendo a la localidad de Las Machorras podremos acceder a los paisajes de alta montaña de los ríos Pasiegos por las carreteras que se dirigen a los puertos de Estacas de Trueba, Lunada y La Sía.

Valle de Mena, vocación cantábrica

Ejemplares de ganado del II Certamen Multisectorial
.
AYUNTAMIENTO DEL VALLE DE MENA

De nuevo en Espinosa de los Monteros, tras pasar el Puerto de El Cabrio, llegamos al Valle de Mena, compuesto por más de 60 pequeños núcleos. Es el único territorio burgalés cuyos ríos vierten en el Cantábrico, con un paisaje montañoso siempre verde.

Están los valles de Angulo, con excepcionales parajes como la cascada de Peñaladros o Ayega, donde encontramos el tímpano románico de la iglesia de San Pelayo. En Vivanco nos reciben notables casonas de arquitectura tradicional norteña. Podemos seguir por Lezana de Mena, con la Torre de los Velasco, y Siones donde se encuentra la bella iglesia de Santa María. En Vallejo de Mena, la iglesia de San Lorenzo es la otra joya románica del Valle.

Nuestro caminar puede finalizar en Villasana de Mena, capital administrativa del Valle de Mena, conserva un bello casco antiguo integrado por las calles Somera o Encimera, el Medio y Nueva o Bajera. Encontramos aquí el Convento de Santa Ana, el Palacio de Sancho Ortiz de Matienzo y el Torreón de los Velasco.

Apúntate a la newsletter de '20deviaje' y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la geografía española.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento