Cómo saber si eres una Persona Altamente Sensible (PAS): causas y características

Acompañar a un ser querido a una primera consulta en el psicólogo puede ser una buena manera de eliminar reticencias.
Psicología.
PIXABAY

Las Personas con Alta Sensibilidad (PAS) son aquellas que poseen un sistema neuro-sensorial más desarrollado, por lo que recibe más información sensorial. Como tal, esto no es una enfermedad, sin embargo, si no se gestiona correctamente, la saturación sensorial puede derivar en estrés y ansiedad o dar lugar a otras enfermedades. 

Así lo indica la Asociación de Personas con Alta Sensibilidad de España (AEPASE), la cual explica que la principal causa de las personas que sufren esta alta sensibilidad no es otra que el rasgo hereditario, el cual afecta a dos de cada diez personas. 

"Ser Persona con Alta Sensibilidad no es algo que tienes, es algo que eres", afirman desde la mencionada asociación. Debido a la Alta Sensibilidad, un rasgo poco conocido a día de hoy, muchas personas sufren o se sienten raras y no comprendidas. 

Características de una Persona con Alta Sensibilidad 

La APASE se basa en las investigaciones de la psicóloga Elaine Aron, la cual se refiere a cuatro pilares fundamentales con los que se identifican las PAS. Para que una persona se califique como PAS tiene que verse reflejada en el conjunto de estos 4 puntos:

  • Dificultad para remediar su tendencia a procesar toda la información recibida de una manera intensa y profunda. Son personas muy reflexivas, sobre temas en general, y dan muchas vueltas a las cosas para una mayor comprensión.
  • Saturación y sentimiento de sobreestimulación cuando la persona tiene que procesar mucha información (sensorial y emocional). Esto es debido a que la persona PAS posee un sistema neuro-sensorial más fino de lo normal.
  • Vive la vida con mucha emocionalidad, se emociona con facilidad ante situaciones y sensaciones. Su manera de experimentar la felicidad, tristeza, alegría, injusticia, etc. es muy intensa y va ligada a una fuerte empatía, una característica que también forma parte del rasgo de la alta sensibilidad.
  • Elevada sensibilidad, no solamente en cuanto a los cinco sentidos (vista, tacto, oído, gusto, olfato), sino también de cara a sutilezas como pequeños cambios en el entorno o en el estado emocional de las personas que tiene a su alrededor.

Además de estos cuatro pilares fundamentales, hay otra serie de características que se corresponden con personas PAS. Estos son algunos ejemplos:

  • Capacidad para detectar detalles en su entorno que pasan desapercibidos para otras personas.
  • Empatía con el sufrimiento ajeno y una gran disposición a ayudar a los demás.
  • Dificultad para mantener los límites personales y para decir "no".
  • Facilidad para enamorarse, por lo que suele implicarse mucho en sus relaciones.
  • Tendencia a ser muy perfeccionista, aunque gracias a ello suele mostrar amor por el trabajo bien hecho.
  • Gran habilidad para concentrarse profundamente
  • Sensibilidad hacia las críticas
  • Molestia con las luces intensas o los olores y ruidos fuertes

Las Personas con Alta Sensibilidad, aunque no es una enfermedad como tal, pueden acudir a psicólogos especializados en caso de no comprender lo que les pasa o en caso de sentirse raros ante ciertas situaciones. Desde la APASE, afirman que "se puede hacer mucho para encauzar la alta sensibilidad de tal manera que la persona llegue a disfrutar de ella; la alta sensibilidad es algo que puede enriquecer la vida de muchas maneras".

Existen psicólogos especializados en este tema que ayudan a comprender lo que les sucede a las personas PAS y cómo superar los problemas que derivan de una mala gestión de esta alta sensibilidad. Este rasgo no se puede curar, pero se pueden hacer diferentes planteamientos para encauzar esa sensibilidad.

También en la mencionada asociación disponen de un test para saber, en caso de que te hayas sentido identificado con estas características, si eres o no una persona PAS. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento