Samsung Galaxy Buds Live: un sonido espectacular con la sombra de una forma que no es para todas las orejas

Samsung Galaxy Buds Live
Samsung Galaxy Buds Live.
20BITS
Samsung Galaxy Buds Live.
20BITS
Valoración:

Este verano, Samsung nos sorprendía con una propuesta muy innovadora: los Galaxy Buds Live, unos auriculares inalámbricos de novedoso diseño con los que la compañía surcoreana quiere competir con los grandes del mercado. En 20Bits los hemos probado y estas son nuestras impresiones.

Probablemente, lo primero que piensas al verlos es “¿y esta forma?” Y por ello ya son conocidos como los auriculares judía.

Estuche de carga y auriculares Samsung Galaxy Buds Live.
Estuche de carga y auriculares Samsung Galaxy Buds Live.
20BITS

Visualmente son muy atractivos, tienen acabado en plástico pero es un plástico brillante que los hace elegantes. En esa línea de elegancia también va el estuche de carga, inspirado en un joyero y con acabado mate. 

Además, ese color Mystic Bronze tan popular en los productos de gama alta de Samsung es, para mí, bastante cautivador. Aunque si el bronce -más bien rosa- no te va, también los tienes en negro y blanco y son igual de bonitos.

Tanto la funda como los propios auriculares son bastante ligeros, lo cual en el caso de los auriculares se agradece bastante si los llevas durante varias horas.

La autonomía es muy buena y puedes llegar a tener algo más de seis horas ininterrumpidas de escucha. El estuche permite dos cargas completas y por lo tanto tenemos unas 20 horas en total, usándolos de forma espaciada.

Como es habitual en este tipo de dispositivos, el estuche de carga te chiva cómo vas de batería: tienes un led exterior que indica el estado de carga del propio estuche y uno interior que te avisa de el de los auriculares.

Estuche de carga y auriculares Samsung Galaxy Buds Live.
El estuche te avisa de la batería que le queda con un pequeño led.
20BITS

La experiencia de uso es correcta en cuanto conexión y enlace con diferentes dispositivos, así como en cuanto sensibilidad a la hora de quitarlos y ponerlos y a latencia. Los auriculares pueden controlarse manualmente ya que su cara exterior tiene una serie de sensores para que puedas realizar varias acciones. Esto está muy bien a la hora de hacer cosas como subir el volumen, por ejemplo, aunque encontramos algunas pegas que veremos más adelante.

Para utilizarlos deberás bajarte la aplicación ‘Galaxy Buds’, que te permite realizar algunas acciones, entre otras activar la cancelación de ruido, modificar la ecualización del sonido -reforzar graves o agudos, poner el sonido dinámico o suave...- y elegir qué acciones se asignan a cada gestos. Además te muestra la batería restante tanto del estuche como de los auriculares y te permiten activar una función de búsqueda, por si no sabes dónde los has puesto.

Vamos con el sonido: es maravilloso. Los Samsung Galaxy Buds Live cumplen con las expectativas que pones en unos auriculares inalámbricos de gama alta, tanto si hablamos de escuchar música o ver películas como de su rendimiento en llamadas. Este es sin duda el mejor aspecto de este wearable.

Estuche de carga y auriculares Samsung Galaxy Buds Live.
El estuche, inspirado en un joyero, es muy elegante y tiene acabado en mate.
20BITS

Algunos puntos en contra

Como decíamos, estos ‘buds’ pueden controlarse manualmente, lo que es cómodo para algunas cosas. Sin embargo, su sensibilidad es bastante alta y se activan al mínimo toque y, además, su uso no es muy intuitivo y cuesta pillarles el tranquillo -tanto que la app de los Galaxy Buds Live tiene un manual y una espacio para que practiques-.

Aunque la marca diga que tienen “un diseño ergonómico que se ajusta y no molesta y que encaja con suavidad dentro de tu oreja, adaptándose cómodamente para que los lleves todo el día sin cansarte”, lo cierto es que no están hechos para todos. En mi caso no se ajustaban bien del todo, lo cual no es solo por el diseño sino también por el hecho de que no llevan almohadillas. Esto conlleva dos inconvenientes.

Por un lado, ese mal ajuste hace que de vez en cuando se vayan cayendo. Además, al caerse y tener que recolocarlos, la sensibilidad de los controles comentada puede parar lo que estás escuchando o viendo porque el auricular interpreta el toque como esa acción. Esto, si sucede a menudo, es incómodo.

El segundo inconveniente es que al no ajustarse bien y al faltarle la almohadilla, la cancelación de ruido no es todo lo espectacular que podría ser.

Auriculares Samsung Galaxy Buds Live.
Los auriculares tienen una forma y ajuste diferentes a los del mercado.
20BITS

Resumen

PUNTUACIÓN 20BITS: 6/10


  • Lo mejor: la batería y la calidad del sonido son muy buenas.

    ​Lo peor: la cancelación de ruido es mejorable y no se ajustan bien.

Son mejorables, ya que el factor forma no nos termina de convencer. ¿Merecen la pena? Si te encajan bien en la oreja, desde luego son unos grandes auriculares, algo esperable por otro lado dado su precio -179 euros-. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento