Muere un voluntario de 28 años en los ensayos clínicos de la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra la COVID-19

Dos ampollas con muestras de la vacuna de AstraZeneca y Oxford, en el laboratorio de BioManguinhos, en Río de Janeiro (Brasil).
Dos ampollas con muestras de la vacuna de AstraZeneca y Oxford.
EFE
Dos ampollas con muestras de la vacuna de AstraZeneca y Oxford.
EFE

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria brasileña (Anvisa), vinculada al Ministerio de Salud de Brasil, comunicó este miércoles la muerte de un voluntario que participaba en los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 de la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford en el país sudamericano. 

Oxford explicó en un comunicado, recogido por los medios británicos, que el fallecimiento ha sido objeto de una "cuidadosa evaluación" en la que no se hallaron elementos que susciten preocupación por la seguridad de la vacuna. "La revisión independiente, además del regulador brasileño, han recomendado que siga el ensayo", destacó la universidad en su nota.

Por su parte, el periódico brasileño O Globo, informó, citando fuentes no identificadas, de que al voluntario se le había suministrado un placebo y no la vacuna. Aproximadamente la mitad de los voluntarios que participan en las pruebas, que tienen lugar también en el Reino Unido o la India, reciben la vacuna experimental, mientras que al resto se le administra un placebo.

Anvisa no ha facilitado más detalles, para lo que ha aludido a la confidencialidad de los datos médicos de los participantes en el ensayo. También AstraZeneca había declinado manifestarse por el momento.

"Según los reglamentos nacionales e internacionales de la Buenas Prácticas Clínicas, los datos sobre voluntarios de pesquisas clínicas deben ser mantenidos en secreto, en conformidad con los principios de confidencialidad, dignidad humana y protección de los participantes", subrayó Anvisa.

Fue la Universidad de Sao Paulo, que está ayudando a coordinar la fase 3 de las pruebas en el país, quien comunicó que el voluntario era brasileño, sin revelar el lugar de residencia exacto del fallecido. CNN Brasil informó por su parte de que el voluntario era un hombre de 28 años de edad residente en Río de Janeiro.

Este mismo miércoles hubo polémica en Brasil en torno a la adquisición de las vacunas, después de que el presidente, Jair Bolsonaro, anunciara en sus redes sociales que el Gobierno no comprará la vacuna del laboratorio chino Sinovac, pese a que su ministro de Salud, el general del Ejército Eduardo Pazuello, firmó la víspera un protocolo de intenciones para adquirir 46 millones de dosis de tal inmunizante por un valor de 427 millones de dólares.

A raíz de esta declaración de Bolsonaro, diferentes sectores brasileños le han pedido que no convierta la adquisición de la vacuna contra el coronavirus en una nueva disputa electoral e ideológica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento