La mascarilla inventada por dos universitarias españolas consigue un prestigioso premio científico

  • La mascarilla se puede utilizar de forma oronasal, nasal y oral, y adaptarse adecuadamente al usuario.
DreamView y sus creadoras.
DreamView y sus creadoras.
DYSON

El invento de dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), una mascarilla modular diseñada para mejorar la ventilación mecánica no invasiva y que, además, deja respirar a la piel, evitando la formación de úlceras por presión, ha sido seleccionado como ganador nacional del concurso James Dyson Award.

A raíz de una experiencia personal, una de las estudiantes comenzó a investigar en 2017 el diseño de las mascarillas respiratorias existentes, comprobando que todavía se podía perfeccionar para mejorar la calidad de vida de los enfermos crónicos. Tras un año de estudio e investigación, donde nacieron los primeros bocetos e ideas, este equipo desarrolló Dreamview, una solución que resuelve los problemas ocasionados por el uso diario de respiradores y mascarillas.

Este dispositivo, creado por las españolas María de la Sierra González-Palencia Soria y Alicia Muñoz Segovia, es modular y permite que el paciente pueda utilizar la mascarilla de tres formas diferentes, creando una interfaz dinámica para que el rostro del paciente descanse.

La mascarilla se puede utilizar de forma oronasal, nasal y oral, de manera que el usuario puede comenzar con un modo y después cambiar los componentes para que funcione como una mascarilla de otro tipo, dejando así respirar a la piel. Además, lo innovador de este sistema modular se centra en la posibilidad de combinar marcos bucales grandes con olivas pequeñas, y viceversa, hasta lograr un total de 27 opciones diferentes.

Afecta al 10% de la población mundial

Aproximadamente, el 10% de la población mundial necesita en algún momento de su vida un tratamiento de ventilación mecánica no invasiva, pero las mascarillas existentes en el mercado solo están disponibles en 3 o 4 tallas, por lo que es difícil encontrar una que se adapte adecuadamente al usuario cuando este no cumple los estándares.

Otra ventaja que destacan las creadoras de Dreamview es que, al tratarse de módulos de pequeñas dimensiones, se consigue un menor impacto visual y los marcos, al estar fabricados de material transparente, "disminuyen la barrera entre la persona enferma y la sociedad".

"Haber ganado el premio nacional James Dyson Award supone una gran alegría porque es un reconocimiento a todo el tiempo y esfuerzo dedicado al proyecto. Esto nos empuja a querer proseguir y llevarlo más lejos, intentando ayudar a la gente que necesita este tipo de mascarilla", han explicado las estudiantes.

Este concurso, organizado anualmente por la Fundación James Dyson (organización sin ánimo de lucro que el ingeniero británico James Dyson fundó en 2002), está abierto a cualquier estudiante con ganas de inventar y la ambición de resolver los problemas del mañana. Para ayudar a los finalistas a desarrollar su idea, cada año el ganador internacional recibe 35.000 euros, y los ganadores nacionales (de 27 países) 2.200 euros. A diferencia de otros concursos, los participantes tienen plena autonomía sobre su propiedad intelectual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento