Cinco destinos de naturaleza en España para olvidarse de todo este verano

Cumbres pirenaicas de curiosa erosión y valles verdes de bosques y prados, con cañones y gargantas. Superficie: 15.608 ha. Provincia: Huesca. Teléfono: 974 243 361.
Ordesa y Monte Perdido: cumbres pirenaicas, bosques y prados.
MINISTERIO DE AGRICULTURA

Si de vacaciones tranquilas se trata, la naturaleza es nuestra mejor aliada. Y en eso España tiene una larguísima lista de destinos. Este verano toca vacaciones sin salir del país y lejos de aglomeraciones.

Nuestro país, con su inmensa variedad geográfica y gran biodiversidad es uno de los principales destinos internacionales para los amantes del turismo natural. Por algo será. De entre los muchos lugares que pueden ser nuestro plan de verano, esta vez os proponemos estos cinco.

La Siberia Extremeña (Badajoz)

La Unesco aprueba en París la designación de La Siberia extremeña como Reserva de la Biosfera
.
JUNTA

En el interior de Extremadura aparece la montañosa zona conocida por sus propios habitantes como “La Siberia Extremeña” (al parecer el nombre lo impuso el duque de Osuna tras ejercer como embajador en Rusia). Su combinación de belleza natural, patrimonio cultural y actividades la convierten en un destino perfecto unas vacaciones alternativas.

Diversos hábitats y paisajes caracterizan a esta zona, dotándole de un innegable atractivo por la riqueza de su flora y fauna. No en vano, la Siberia está integrada en la Red Natura 2000. Y lo más elevante: hace ahora un año que fue declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.

Sus parajes abarcan de zonas boscosas, rocosas y esteparias a dehesas, regadíos y humedales. El connatural atractivo de la región invita a recorrerla y descubrirla a través de sus grandes rutas, tanto en coche, como en bici o a pie, estos últimos a través de la Red de Senderos de la Siberia.

Ofrece, además, un enorme abanico de posibilidades lúdicas, tanto acuáticas (gracias a sus embalses y ríos, amén de sus numerosos embarcaderos, playas y piscinas naturales, podemos disfrutar de la navegación, el piragüismo o un refrescante baño en familia) como al aire libre (cicloturismo, senderismo, micología, escalada, actividades cinegéticas, fiestas populares y gastronomía, entre otras actividades diversas).

Las Médulas (León)

Arenas rojizas en Las Médulas.
.
ARCHIVO

Estamos ante uno de los paisajes más increíbles de nuestro país. Las Médulas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por Unesco en 1997, son el resultado de haber sido la mina de oro al aire libre más grande explotada durante el Imperio romano.

Caminar por sus senderos, contemplando los imponentes farallones rojizos y los restos de los trabajos que se practicaron hace más de 2.000 años es un gran motivo para preparar una escapada.

Por el sendero de Las Valiñas, de poca dificultad, podremos conocer dos de los puntos más impresionantes. La Cuevona y La Encantada son enormes galerías originadas por la extracción de oro llevada a cabo por los romanos. También interesa mucho contemplar la inmensidad de este paisaje desde el Mirador de Orellán. Para ejercitar bien las piernas podemos recorrer la ruta de Reirigo hasta llegar el pico del mismo nombre.

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén)

El Cañón del Zumeta, en el Parque de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.
.
WIKIPEDIA/JDCANO

Estamos en el mayor espacio protegido de España. Debido a diferencias de altitud de sus picos, entre 460 y 2.100 metros sobre el nivel del mar, iremos viendo una vegetación muy diferente.

Para empezar, podemos hacer una ruta en coche por sus miradores, visitando el Puerto de las Palomas o el Rincón de Zabaleta. Naturaleza, pueblos blancos y alguna maravilla arquitectónica como el Castillo de la Yedra.

Andando un poco más, la Cerrada del Utrero es una sencilla senda circular junto al río Guadalquivir, que puede permitirnos disfrutar del vuelo de los buitres. Más exigente, la ruta del Río Barbosa, de casi 22 kilómetros. Recorreremos un buen tramo del afluente del Guadalquivir a través del sendero y los puentes de madera que lo cruzan. Es lo que se conoce como la Cerrada de Elías. Además, el río es perfecto para darse un chapuzón en sus aguas cristalinas.

Las Hoces del Duratón (Segovia)

Los buitres leonados surcando el cielo en las Hoces del río Duratón.
.
Rumbo

El Duratón es un afluente del Duero que con el tiempo ha ido creando un cañón que lo hace uno de los paisajes más impresionantes de España. Sus farallones rocosos de más de 100 metros de desnivel son el hogar de la mayor concentración de buitre leonado de Europa. Verles sobrevolar sobre nuestras cabezas es lo habitual.

Una buena manera de empezar a recorrer Las Hoces del Duratón es llegar a la Ermita de San Frutos (del siglo XII) ubicada en uno de sus imponentes acantilados. Hay varias rutas. Destaca el sendero de La Molinilla, que nos permite acercarnos al río y también descubrir alguna de las cuevas de la zona, como la de los Siete Altares.

Esta escapada por esta parte de Segovia podemos hacerla en cualquier momento del año, pero en verano podremos hacer una excursión en piragua por el cañón o darnos un chapuzón.

Ordesa y Monte Perdido (Huesca)

Parque Nacional de Ordesa (Huesca).
.
EUROPA PRESS 

Este majestuoso parque nacional está formado por más de 15.000 hectáreas que engloban paisajes tan distintos como los que conforman el Valle de Pineta, las Gargantas de Esuaín, el cañón de Añisclo y el Macizo del Monte Perdido. Este último es una formación de caliza muy conocida por los amantes del senderismo y la escalada que alcanza los 3.348 metros de altura.

Aquí, además de disfrutar de la naturaleza pirenaica más salvaje, podrás encontrarte en un entorno de verdadera desconexión y ser testigo de la presencia de una gran diversidad de especies animales poco conocidas como el ave quebrantahuesos, que da nombre a la famosa carrera ciclista que se celebra en la zona, el gorrión alpino o el tritón pirenaico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento