Cuatro destinos rurales de cuento para unas vacaciones perfectas en España

  • Los pueblos y parajes de España ofrecen escenarios muy atractivos para disfrutar de los días libres.
  • Montaña, costa… hay muchas opciones con paisajes muy diversos. 
Las localidades de interior ofrecen muchas alternativas para disfrutar del verano.
Las localidades de interior ofrecen muchas alternativas para disfrutar del verano.
Unsplash

La situación que envuelve las vacaciones de este verano las convierten en una oportunidad excepcional para conocer los fantásticos destinos rurales que se pueden visitar en España. Con un buen código descuento Booking, un presupuesto ajustado no va a ser un problema para poder disfrutar de paisajes únicos en pueblos llenos de encanto y con un gran atractivo natural.

En prácticamente todas las comunidades autónomas se pueden encontrar localidades llenas de atractivos o parajes de gran belleza que merecen una atención especial, pero nos hemos detenido en estas cuatro propuestas que ofrecen un amplio abanico de opciones para disfrutar del verano en entornos muy distintos.

Bárcena Mayor

Es el destino perfecto para descansar. Si el objetivo de estas vacaciones es relajarse, olvidarse de las aglomeraciones y disfrutar de la naturaleza en estado puro y la autenticidad de un pueblo que parece que se haya detenido en el tiempo, Bárcena Mayor es una opción muy interesante.

Enclavado en pleno Parque Natural Saja-Besaya, en Cantabria, sus casas de dos pisos con balcones de madera y cortavientos le dan un aspecto único que le ha valido ser considerado uno de los pueblos más bonitos de España. Es una localidad que ofrece, además, muchos senderos para recorrer distintas áreas del parque como el que lleva hasta el Pozo de la Arbencia y la Cascada del Río Hormigas, uno de los más interesantes.

Bárcena Mayor ofrece además muy buena comunicación con Santander, a algo más de una hora, y la costa cántabra con lo que permite disfrutar de sus playas y de muchas otras posibilidades si se prefiere. No se puede volver sin haber probado el Cocido Montañés.

Castell de Guadalest

A apenas media hora de Benidorm o Altea, en un entorno montañoso a pesar de estar tan cerca de la costa, Guadalest es otro de los pueblos más bonitos de España con unas vistas espectaculares al pantano y al valle que lleva su nombre y un entorno muy especial.

Guadalest ofrece espectaculares vistas a todo el valle.
Guadalest ofrece espectaculares vistas a todo el valle.
Steffen Lemmerzal, Unsplash

La localidad tiene muchas alternativas para la práctica del senderismo o circuitos de mountain bike y cuenta con un rico patrimonio representado por la Casa Orduña, además de un buen puñado de pequeños, pero interesantes museos como el de saleros y pimenteros, el de miniaturas o el de la tortura.

Además, la playa está muy cerca o, si se prefiere, a algo menos de media hora, se puede disfrutar de las fuentes del Algar, en Callosa d’en Sarrià, un grupo de piscinas naturales en las que refrescarse. Si se para a comer, el conejo a l’all i oli o, sobre todo, l’Olleta de Blat son los platos más típicos en Guadalest.

Alcalá del Júcar

Alcalá del Júcar, en la comarca de La Manchuela, en Albacete, es un pueblo lleno de sorpresas. Está pegado a una ladera dejando a sus pies el río y está disposición lo hace especialmente atractivo con callejuelas que escalan hasta hasta el castillo y con la posibilidad de visitar durante el camino sus casas-cueva. Las principales son las del Diablo y las de Masagó que ofrecen un recorrido único por estos pasillos excavados en la colina.

Acalá del Júcar está pegado a la ladera de la garganta por la que pasa el Júcar.
Acalá del Júcar está pegado a la ladera de la garganta por la que pasa el Júcar.
Turrismo Alcalá del Júcar

El entorno de Alcalá del Júcar ofrece muchas posibilidades con la Hoz del Júcar como su principal atractivo. Allí y en otros puntos se pueden practicar deportes de aventura como barranquismo o rafting y conseguir una experiencia aún más completa en la visita a esta localidad. Para comer: gazpacho manchego, por supuesto.

Setenil de las Bodegas

Situado en un cañón excavado por el río Guadalporcún, Setenil de las Bodegas, en el interior de la provincia de Cádiz, se ha convertido en uno de los destinos turísticos de interior más atractivos. La singularidad de las calles de la localidad en las que se funden las casas con las rocas lo convierten en un pueblo único y en un espectáculo de la naturaleza que no hay que perderse.

Además de su belleza y de recorrer sin prisas los miradores que se encuentran a lo largo de la población, no hay que perderse los restos que todavía se conservan del castillo árabe y la curiosa Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, con un estilo muy característico. Muy cerca se encuentra, además, el yacimiento arqueológico romano de Acinipo que bien merece una visita.

La gastronomía en Setenil de las Bodegas es muy variada, pero uno de los platos más características y sabrosos es, sin duda, sus sopas cortijeras.

Estas cuatro localidades son solo un ejemplo de los tesoros rurales que esconde España y que este verano se pueden disfrutar sin prisas y con más seguridad. La experiencia se puede completar reservando en Booking un alojamiento con encanto y a buen precio que convierta estas vacaciones en unos días inolvidables.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento