Todo lo que tienes que saber sobre los 7 sistemas de vigilancia infantil para el coche que recomienda la OCU

Los niños con una altura de al menos 105 centímetros de altura, de 18 kilos de peso y menores de dos años de edad deben ir en el sentido contrario de la marcha, según el RACE.
El uso de los sistemas de retención para bebés y niños es obligatorio y es importante usarlos correctamente,
GTRES

La tecnología desarrolla aplicaciones que nos hacen la vida más fácil y, enmuchas ocasiones, más segura. Es el caso de los sistemas de vigilancia para bebés y niños pequeños que pueden instalarse en el coche y que avisan si un menor se ha quedado dentro del habitáculo.

Estos sistemas funcionan de diferentes maneras pero el objetivo es evitar sustos o accidentes al olvidar un niño en el asiento trasero del automóvil. La OCU ha testeado siete de estas aplicaciones que pueden encontrarse de venta en Europa. Algunas habrá que buscarlas y comprarlas por internet, ya que no están disponibles a la venta física en España.

La mayor desventaja que presentan casi todos estos sistemas de vigilancia infantil es que dependen de estar conectados a un teléfono móvil y, por tanto, si este se queda sin batería o pierde la conexión por bluetooth o los datos móviles, el sistema dejará de funcionar y no enviará ninguna señal. Pero su uso también aporta muchas ventajas:

•Bebeconfort e-safety cushion: este sistema está formado por un cojín plano sobre el que se sienta el niño y detecta el peso. Además hay que descargarse una app. Una de sus ventajas es que es universal y envía alarmas muy claras.

•Bluebeep: es una pequeña pieza de plástico que se coloca en la correa del arnés o silla infantil. Cuando esta se abrocha, la pieza detecta que hay un niño sentado. Si el pequeño se desabrocha o si salimos del coche sin cogerle, manda una alarma. La pega es que no funciona en todos los teléfonos ni en todas las sillas.

•Chicco Bebecare: va integrado con la silla de la misma marca y es un cojín que detecta el peso del niño y manda un mensaje al móvil de emergencia. Es inalámbrico y la alarma que emite suena con claridad.

•Cybex Sensor Safe: el funcionamiento se basa en un clip sujetado al arnés de la silla y es universal. Hay que conectar el teléfono móvil y detecta, además, si la temperatura del coche es muy alta o si el niño se desabrocha.

•Remmy: un cojín plano detecta el peso del coche, pero tiene que ir conectado a una toma de 12V del coche. Si el niño se mueve de la silla o si el coche se cierra con el niño dentro, suena una alarma, pero únicamente dentro del coche. Pero por otro lado, es un sistema universal.

•Steelmate BSA-1: consta de un cojín que detecta el peso del niño y de un aparato que tiene que ir conectado a la corriente. Llos dos elementos entre sí se comunican de modo inalámbrico. El funcionamiento, así como los inconvenientes, son similares al modelo anterior.

•Tippy Smart Pad: tiene el funcionamiento más habitual de la lista, un cojín que detecta si hay alguien sentado encima y que enviará una alarma al teléfono si el coche se cierra desde fuera y el niño todavía sigue sentado en su silla. Es un sistema universal. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento