¿Por qué no deberías cocinar en sartenes que no son ‘PFOA free'?

Consigue que tu sartén brille limpia y reluciente con estos consejos.
Consejos sobre sartenes. 
Pixabay

Con toda la oferta de sartenes que encontramos en el mercado, a veces puede resultar difícil elegir la adecuada para las necesidades de cada persona o acertar con aquellas que tienen una mejor calidad/precio.

De este modo, no viene mal conocer unas cuantas pautas para elegir aquellas sartenes que vayan a ofrecer un mejor servicio y más duradero. Además, es necesario para hacer una buena elección conocer lo que es el PFOA o el PTFE. 

¿Qué es el PTFE y el PFOA respecto a las sartenes?

El Politetrafluoroetileno (PTFE), que es más conocido como teflón, es uno de los recubrimientos que puede llevar una sartén. Concretamente, se trata de un polímero antiadherente. Según Castey, especializados en artículos de cocina, es uno de los recubrimientos que mejores resultados da. 

Por su parte, el PFOA es una de las sustancias que puede contener el PTFE. La creencia generalizada es que el PTFE es tóxico porque contiene esta otra sustancia cancerígena. Por ello, desde Castey recuerdan que, hoy en día, ningún antiadherente PTFE tiene ya PFOA. Sin embargo, algunas sartenes antiguas, todavía pueden contener. 

Recomendaciones para comprar una buena sartén

Aclarado el concepto de PFOA free, la OCU hace una serie de recomendaciones:

  1. En cuanto al mango, la opción más cómoda es un diseño ergonómico, con algún material resistente al calor. Es importante comprobar que está fijado a la sartén mediante un tornillo, bien unido. 
  2. La sartén debe tener hueco suficiente para nuestros dedos en el mango, ya que puede calentarse en exceso durante su uso y debemos evitar que tenga un mango muy corto. 
  3. La base de la sartén tiene que ser resistente, ya que si es demasiado fina, la sartén se deformará con el uso. 
  4. Se recomienda, además, limpiar la sartén antes de estrenarla, aclararla con agua caliente y, antes de cocinar, untarla con aceite o mantequilla.
  5. Después de cada uso, conviene repetir el mismo procedimiento de lavado.  
  6. Hay que evitar usar utensilios de cocina que puedan dañar la superficie. 
  7. Además, es aconsejable tener sartenes de diferentes tamaños para que se adapten a la cantidad de alimento que vayamos a cocinar. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento