La producción de carne cultivada y de sustitutivos de la carne está en auge

Aspecto de una de las hamburguesas de Impossible Foods, fabricada a base de proteína vegetal y leghemoglobina.
Una de las hamburguesas de Impossible Foods, de proteína vegetal y leghemoglobina.

Las cosas que comemos y cómo las comemos han cambiado mucho en los últimos 25 años, pero más van a cambiar en los próximos 25. Prueba de ella es el crecimiento de la producción de carne cultivada y de sustitutivos de la carne. El suyo, uno desde la ciencia y el otro desde los vegetales, es un sector en auge.

Efectivamente, son dos tipos de procesos para simular la carne animal. Se conoce como carne cultivada la que está hecha a partir de células madre extraídas de los músculos y de otros elementos orgánicos de animales vivos sin necesidad de sacrificarlos. El otro proceso es el que "elabora carne" a base de plantas, las llamadas vegetales,

"Desde su aparición, hace cuatro años, las inversiones para la producción de carne cultivada en el laboratorio se han duplicado año tras año, y en unos pocos meses de 2020 ya hemos duplicado la financiación lograda en 2019”, explica Íñigo Charola, director general de Biotech Foods, primera startup española que ha logrado crear carne cultivada.

En su opinión, "la carne cultivada llegará antes de lo que creemos", cuenta Financial Food, que se hace eco del 20º Congreso Aecoc de Productos Cárnicos y Elaborados, que se ha celebrado en Lleida. Reconoce Charola que el reto de la carne cultivada en laboratorio es el de replicar el sabor y el precio de la tradicional, y, a la vez, de aportar información a los consumidores para que conozcan el producto.

La carne vegetal solo supone hoy el 1%

El consumidor tendrá que acostumbrarse, pero el planeta lo va a agradecer. “La carne cultivada en el laboratorio requiere un 80% menos de tierra, un 94% menos de agua y un 76% menos de emisiones de gases de efecto invernadero para su producción; además, evita el sacrificio animal y no conlleva problemas relacionados con la seguridad alimentaria”, resume Mercedes Vila, directora científica de Biotech Foods.

"La carne cultivada en laboratorio llegará antes de lo que creemos"

Antes han llegado y antes hemos aceptado los sustitutivos cárnicos de base vegetal. Están ya en los lineales de todos los supermercados. A este paso, el 60% de la proteína consumida en 2040 no será de origen animal.

Es la previsión que hace Marc Coloma, fundador de la startup Foods for Tomorrow. En su opinión, si ahora la carne vegetal solo representa el 1% del mercado cárnico, es porque “las alternativas, hasta ahora, no han estado a la altura”.

La base de los productos que elabora esta empresa se llama heura (es también su marca comercial) y es una mezcla de agua, concentrado de soja, aceite de girasol, sal, aroma y varias especias, como pimentón, pimienta, jengibre, nuez moscada, macis y cardamomo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento