Logo del sitio

¿Has recibido una multa de tráfico? Así puedes recurrirla

Recurrir una multa no significa escaparse del pago, pero si sigues los pasos de manera correcta puedes acabar librándote de ella
Recurrir una multa no significa escaparse del pago.
Pixabay

Recibir una multa no es plato de buen gusto para nadie, independientemente de la cantidad. Durante el año pasado, el exceso de velocidad fue la sanción más interpuesta a los conductores españoles y su coste va de los 100 euros hasta los 500, incluida la pérdida de puntos en el carnet. 

Son muchas las razones por las que los agentes de tráfico pueden multarnos, desde faltas graves como conducir bajo los efectos del alcohol hasta por circular con el coche en mal estado, pasando por el aparcamiento, el uso de las luces o por cometer errores de circulación y entrar con el coche donde no se debe.

Para poder recurrir una multa relativa a la normativa vial, el primer paso es identificar porqué hemos sancionados. Así, podremos consultar el Reglamento de circulación y conocer la cuantía de la sanción y los detalles de porqué hemos infringido la normativa. También es importante leer todos los datos que están reflejados en ella para poder detectar posibles anomalías.  Una vez que conocemos los hechos, los pasos a seguir para recurrir son:

  • Lo primero, no pagar la multa pese al descuento del 50% por pronto pago si vamos a recurrir.
  • Lo segundo, leer el faldón de recursos que va en el justificante de la sanción, para conocer los plazos relativos al afectado y también a la administración.
  • Tercero, conocer los motivos por los que puedes recurrir

Motivos de recurso

Hay varios errores de forma y contenido que pueden fallar a tu favor y ahorrarte pagar la cuantía de la multa:

  • Plazo de notificación. Si tardan más de tres, seis meses o un año, dependiendo de la gravedad de la falta, en notificarte la sanción, esta será inválida.
  • Plazo de cobro. Si después de un año no te han reclamado el pago de la multa, ya no podrán hacerlo.
  • Identificación del conductor. Si la sanción llega a casa podrás exigir la identificación del conductor y, en caso de no recibir esta documentación, alegar atribución arbitraria de la responsabilidad.
  • Defecto de forma. Si no están reflejados todos los datos necesarios o hay errores (como en tu nombre o apellidos), podrás presentar un recurso.
  • Identificación del agente. Aunque tienen presunción de veracidad, puedes solicitar una ratificación de la versión del agente que te multó. Si no llega en plazo puedes librarte del pago.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento