"El trasplante de corazones en parada cardiaca permitiría ampliar el número de donantes entre un 5 y un 10%"

La doctora Marina Pérez y el doctor Juan José Rubio, coordinadora de Trasplantes y jefe de la UCI Médica, respectivamente, del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda.
La doctora Marina Pérez y el doctor Juan José Rubio, coordinadora de Trasplantes y jefe de la UCI Médica, respectivamente, del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda.
Jorge París

El Hospital Puerta de Hierro Majadahonda ha realizado por primera vez en España un trasplante de corazón procedente de un fallecido por parada cardiorrespiratoria. La intervención se ha llevado a cabo además con una técnica que permite reanimar el órgano dentro del cuerpo del donante. Se trata de un hecho histórico en la medicina española, fruto del trabajo en equipo de un grupo multidisciplinar, formado por una veintena de profesionales.

Entre esos profesionales se encuentran la doctora Marina Pérez, coordinadora de Trasplantes del centro madrileño, y el doctor Juan José Rubio, jefe de la UCI Médica. Ambos explican a 20minutos las claves de un importante hito que le va a permitir a Jorge Washington Pavón recuperar su vida.

¿En qué ha consistido este trasplante y por qué es tan especial? 

Doctor: Es especial porque es la primera vez que se hace con un donante de parada cardiorrespiratoria. La mayoría son de muerte encefálica, pacientes que están en la UCI, cuyos órganos están funcionando y que por tanto se pueden donar. Este es un paciente que ha tenido una parada cardiaca, fallece por ese motivo, y el corazón en principio ya no es válido porque se paró. Pero desde hace unos años se empiezan a utilizar estos corazones con éxito. Nosotros lo hemos hecho por primera vez en España.  

Tiene además la particularidad de que se ha logrado recuperar el órgano dentro del donante. 

Doctora: Exacto. Es la quinta vez que se hace en el mundo después de llevarse a cabo en Reino Unido y Bélgica. El órgano se recupera después de la parada cardiaca dentro del cuerpo del donante y se ve cómo funciona. En el resto de casos se había utilizado una máquina que lo recuperaba fuera del fallecido y luego se veía si era válido para el trasplante.

¿Qué ventajas tiene? 

Doctora: Las condiciones de la valoración del corazón son más fisiológicas porque está contextualizado en todo el organismo. 

Doctor: Cuando se extrae se puede medir su función, se pueden hacer ecografías, medidas de control de actividad… pero solo del corazón dentro de una máquina. Nosotros lo tenemos dentro del propio cuerpo. Y no solo vemos si el corazón funciona sino que vemos también si lo hacen los riñones, el hígado… La situación es muy parecida a la normalidad y la valoración es mucho mejor.

Y se pueden incluso utilizar esos otros órganos. 

Doctor: Sí, es lo que ocurrió en este caso, que se trasplantaron también los riñones y el hígado. 

En estos casos, ¿el donante tiene que presentar unas condiciones particulares? 

Doctora: Efectivamente. Si los criterios ya son estrictos cuando valoramos el corazón en la muerte encefálica, en este caso los son más por la novedad del caso. Quizás en un futuro se podrán ampliar pero por ahora, entre otras cosas, tiene que ser un donante joven y sin patologías cardiacas. 

Jorge Washington Pavón, junto a doctor Javier Segovia, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda.
Jorge Washington Pavón, junto a doctor Javier Segovia, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda.
Jorge París

¿Cuál es el momento más complicado del proceso? 

Doctora: No sé si hay un momento concreto. Sin un paso no viene el siguiente. Lo más complicado es la coordinación de tanta gente. Son muchos los profesionales implicados, ya no solo médicos sino perfusionistas, enfermeros, anestesistas, celadores... preparar al donante, al receptor y que todo vaya a tiempo. En este tipo de trasplante el cronómetro es muy importante. Que salga todo perfecto paso a paso requiere una coordinación muy importante. 

¿El tiempo límite eran 25 minutos? 

Doctora: Es el intervalo máximo que debe pasar desde que se para el corazón hasta que se reanima. Si tarda más tiempo ya no sería válido.

Si se consigue reanimar ese corazón, ¿por qué ya no es válido para el donante? 

Doctor: Son personas con enfermedades neurológicas catastróficas. Después de mucho tiempo de tratamiento en la UCI se decide entre todos retirarles las medidas porque no tiene sentido seguir con ellas. Nos lo pide la ética, nos lo dice la ley, que dejemos de hacer obstinación terapéutica, que dejemos de mantener a personas en situación irreversible. Partimos de la base de que esa persona a la que le retiramos las medidas tiene una parada cardiaca con una situación cerebral terrible. Pocos minutos después, ese cerebro entra en muerte encefálica. No es pensable que ya que recuperamos el corazón vamos a recuperar a la persona.

Lo más complicado es la coordinación de tanta gente. Hay muchos profesionales 

¿Cómo se llega a la conclusión de que ya es posible llevar a cabo esta técnica en España? 

Doctor: Hemos estado leyendo lo que hacían los demás. En este hospital empezamos en 2012 con la donación en asistolia, que son este tipo de donantes. Tenemos mucha experiencia. Utilizamos la máquina de ECMO para los riñones, para el hígado… y este era el paso que nos faltaba. Al ver cómo los australianos y los británicos estaban trasplantando corazones que hasta ahora no se consideraban válidos porque se habían parado, nos animamos y empezamos a pensar en esa idea. Pero desde que empezamos a pensarlo hasta que se ha hecho quizás han pasado un año o dos. Hemos hecho experiencias en animales para ver si el procedimiento funcionaba y, al ver que sí, elaboramos un protocolo que ha pasado una serie de filtros de la ONT, del Consejo Interterritorial… y al final, por fin, llegó el visto bueno.

¿Prevén seguir haciéndolo? 

Doctora: Esa es la idea. Teniendo una buena experiencia como la que hemos tenido, si surge un donante adecuado lo podemos repetir.

¿Reducirá la lista de espera? 

Doctora: Claro. El cálculo que se ha hecho viendo las situaciones en las que se puede aplicar esta técnica es de ampliar entre un 5 y un 10% los donantes cardiacos. Aunque la lista de espera sigue creciendo porque cada vez es una oferta a más enfermedades.

La sensación de tener un corazón parado y que de pronto empiece poco a poco a latir te pone los pelos de punta

¿Qué sintieron como médicos cuando vieron que el corazón volvía a latir? 

Doctora: Mucha emoción. Yo lloré mucho. Todo el equipo estaba contentísimo. La gente se felicitaba en los pasillos. Fue muy emocionante. 

Doctor: Una emoción tremenda. Es la primera vez que lo hacemos y la sensación de tener un corazón que está parado y que de pronto empiece poco a poco a latir te pone los pelos de punta.

¿Cómo se encuentra ahora el paciente y qué pautas deberá seguir? 

Doctor: Podrá hacer vida normal. Estará aquí todavía quizás una semana o dos hasta que se pueda volver a casa. Y luego tiene que seguir un tratamiento estricto de inmunosupresión, ya de por vida, como cualquier paciente trasplantado. Después se irá incorporándose a la vida normal hasta donde pueda en función de cómo se encuentre en general. 

¿Hacia dónde avanza el sistema de trasplantes? 

Doctor: Igual que se utilizan máquinas que sacan el corazón y lo preservan también se está empezando a plantear con el hígado, con la intención de recuperarlo quizás mejor y con la intención de que esas máquinas sirvan para preservarlo y poderlo trasladar más lejos. Igualmente  se está trabajando en procedimientos para evaluar mejor los órganos porque a veces tienen complicaciones. Cuanto mejor conozcamos la función del órgano mejor sabremos si el resultado va a ser bueno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento