Condenado el servicio de salud madrileño a pagar 150.000 euros por tardar 10 días en ver una peritonitis

  • La paciente sufrió una extirpación errónea de parte del páncreas que conllevó una pancreatitis aguda y una peritonitis.
  • La negligencia ocurrió en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid en 2015, según la Asociación Defensor del Paciente.
Fachada sur del hospital Clínico San Carlos, con ventanas deterioradas y persianas en mal estado.
Fachada sur del hospital Clínico San Carlos.
JORGE PARÍS

El Juzgado de 1ª Instancia nº 59 de Madrid ha condenado a la aseguradora del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) a indemnizar a una paciente con 150.000 euros, más los intereses legales, por una negligencia médica, tras demorar diez días en detectar una peritonitis.

La paciente, A.G.L., de 42 años de edad, en el momento de los hechos, fue diagnosticada de cáncer de cérvix y sometida a cirugía consistente en linfadenectomía pélvica y para-aórtica el 30 de diciembre de 2015 en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid). 

El procedimiento fue llevado a cabo por vía laparoscópica. Durante la intervención se produjo un proceso hemorrágico, resuelto, y una extirpación errónea de parte del páncreas, lo que derivó en una fístula pancreática, y que conllevó una pancreatitis aguda y una peritonitis.

La evolución postoperatoria de la afectada fue grave." Se produjo un acumulo de jugos pancreáticos muy agresivos, con aparición posterior de colecciones (abscesos de pus) intrabdominales y pancreatitis aguda", detalla la Asociación Defensor del Paciente, que ha llevado el caso.

La Sentencia recoge los argumentos del abogado Antonio Navarro Rubio, encargado del caso, e indica que: “No se detectó la perforación del páncreas hasta diez días después a la intervención, durante todo ese tiempo estuvo vertiendo sustancias altamente corrosivas a los órganos circundantes, y cuando habían aparecido síntomas que anunciaban esta complicación y podían haber hecho sospechar de su existencia, pudiendo y debiendo ser tratada ya en la segunda intervención o, a lo sumo, tras un análisis urgente de los líquidos extraídos con el drenaje. Es indudable que el diagnóstico y tratamiento precoz de la peritonitis es determinante para garantizar la supervivencia del paciente”.

El ingreso hospitalario se extendió durante cuatro meses, en los cuales no se llegó a suministrar el tratamiento quimioterápico de forma simultánea con el radiológico, en la forma que está descrita como conveniente, ocasionando a la paciente secuelas permanentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento