Ojo con el temporal de frío: estos trucos te permitirán enfrentarte a una placa de hielo en la carretera... y salir ileso

Si vas a circular en carreteras de montaña con nieve, plantéate utilizar neumáticos de invierno en lugar de poner cadenas a tus ruedas. En imagen, una instantánea del Angliru, un puerto de montaña de Asturias.
En imagen, una instantánea del Angliru, un puerto de montaña de Asturias.
EUROPA PRESS

Pese a que haya pasado de largo la Navidad, todavía nos quedan varias semanitas en las el frío, las lluvias y hasta la nieve van a ser los protagonistas. Seguro que ya te has echado al maletero las cadenas por si acaso nieva, pero, ¿y si te encuentras con una placa de hielo?

Las placas de hielo suponen un gran peligro para la seguridad de la conducción ya que pueden provocar con facilidad la pérdida de control del vehículo y un grave accidente. Lo más importante a la hora de enfrentarse a ellas es, ante todo, saber detectarlas.

Lo primero que hay que hacer es estar atento a la temperatura exterior del coche. Si esta desciende de 3 grados centígrados o si el coche nos avisa, deberemos empezar a prestar atención. Estas formaciones de hielo aisladas se encuentran, sobre todo, en zonas de umbría, en resguardos orientados al norte, en puentes o zonas cercanas a ríos y en peraltadas al llegar la noche. Si vemos que el asfalto brilla, es que efectivamente hay una zona congelada.

Una vez que sepamos dónde podemos encontrar una placa de hielo (será raro encontrar una carretera entera helada), es necesario recordar los pasos básicos para superar sin problemas el pasar por encima de una de ellas. Lo más normal será que, al pisar con el coche una de estas placas, resbale y pierda la adherencia al suelo.

Es primordial mantener la calma. Al notar que el vehículo pierde agarre al suelo lo primero que hay que hacer es levantar el pie del acelerador y nunca hay que pisar el del freno. Simplemente dejar que el coche continúe. Lo siguiente será sujetar el volante con fuerza y evitar cambiar la dirección para que el coche no culee.

Una vez que el vehículo vuelva a recuperar la adherencia, ya podremos retomar la marcha de manera normal. Si hay nieve en la carretera, lo mejor será circular con marchas largas y seguir las marcas de neumáticos que hayan dejado otros vehículos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento