Las mujeres supervivientes de violencia doméstica doblan el riesgo de sufrir enfermedades a largo plazo

  • Tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.
  • Un estudio anterior mostró tres veces más probabilidades de desarrollar enfermedad mental grave.
'Carmen', en un momento de la entrevista.
Una mujer, víctima de la violencia de género.
JORGE PARÍS

Las mujeres que han sobrevivido a la violencia doméstica corren el doble de riesgo de desarrollar una enfermedad a largo plazo de las que causan dolor corporal generalizado y cansancio extremo. Es lo que muestra un estudio realizado por las universidades británicas de Birmingham y Warwick.

La investigación muestra que las mujeres que han experimentado abuso doméstico tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar fibromialgia y síndrome de fatiga crónica (SFC) que las que no lo han hecho. La fibromialgia causa dolor en todo el cuerpo, mientras que el SFC es una enfermedad con una amplia gama de síntomas, el más común de los cuales es el cansancio extremo. Ambas son condiciones a largo plazo.

El estudio, el primero de su tipo, examinó los registros de Reino Unido, que datan entre 1995 y 2017, de 18.547 mujeres que habían sufrido abuso doméstico, en comparación con 74.188 que no lo habían hecho. Sus conclusiones se publican en el Journal of Interpersonal Violence.

Descubrieron que el riesgo de desarrollar fibromialgia y SFC en mujeres que han sufrido abuso doméstico era el doble de la tasa de aquellas que no tenían experiencia registrada por su médico de cabecera, después de tener en cuenta los factores que pueden influir en la asociación. La tasa de incidencia para desarrollar fibromialgia fue de 1.73 y a de SFC, de 1.91.

"Las supervivientes de abuso doméstico pueden experimentar un inmenso estrés fisiológico y psicológico"

La profesora Julie Taylor, de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Birmingham, señala que "las supervivientes de abuso doméstico pueden experimentar un inmenso estrés fisiológico y psicológico. Los cambios que ocurren en el cuerpo como resultado de tal estrés pueden conducir a una multitud de malos resultados de salud, como lo que vemos en nuestro estudio".

"Esta es una relación muy compleja y es importante enfatizar que no todas las mujeres que han sido maltratadas desarrollarán fibromialgia o SFC, y que tener estas condiciones no significa que haya habido abuso doméstico en el pasado", precisa.

Según el doctor Joht Singh Chandan, del Instituto de Investigación de Salud Aplicada de la Universidad de Birmingham y la Escuela de Medicina de la Universidad de Warwick, "teniendo en cuenta la prevalencia del abuso doméstico y el hecho de que los pacientes que experimentan fibromialgia y SFC a menudo enfrentan retrasos en el diagnóstico debido a una comprensión limitada en general de cómo se causan estas afecciones, es importante que los médicos tengan en cuenta que las mujeres que han sobrevivido al abuso corren un mayor riesgo de estas condiciones".

El profesor Siddhartha Bandyopadhyay, del Departamento de Economía y Centro de Crimen, Justicia y Policía de la Escuela de Negocios de la Universidad de Birmingham, reconoce que se sabe "que el abuso doméstico tiene efectos negativos significativos para las víctimas y sus hijos. Este trabajo sugiere que los costes del abuso son aún mayores de lo que se entendió anteriormente".

Estos hallazgos se producen después de que un estudio previo dirigido por la Universidad de Birmingham publicado en junio mostrara que las víctimas de abuso doméstico en el Reino Unido tienen tres veces más probabilidades de desarrollar enfermedades mentales graves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento