Más actividad física tras un diagnóstico de cáncer de mama puede disminuir el riesgo de muerte

  • 150 minutos o más de actividad física moderada por semana se asocia con menor mortalidad por este cáncer.
Cáncer de mama.
La actividad física es importante para mejorar la supervivencia tras un diagnóstico de cáncer de mama.
FLICKR - Archivo

Al menos 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada, como caminar rápido, se asocia con una menor mortalidad por todas las causas en pacientes con cáncer de mama posmenopáusico, independientemente de sus niveles de actividad física antes del diagnóstico, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto Breast Cancer Research.

Aunque se han reconocido los beneficios de la actividad física antes y después del diagnóstico, pocos estudios han examinado si los niveles cambiantes de actividad física después del diagnóstico de cáncer de mama pueden afectar la mortalidad.

Investigadores del Centro Alemán de Investigación del Cáncer en Heidelberg investigaron las asociaciones entre la actividad física pre y postdiagnóstico y el pronóstico en mujeres posmenopáusicas que fueron diagnosticadas con un primer cáncer primario en Alemania.

Audrey Jung, autora de la investigación, explica que "los resultados del estudio sugieren que la actividad física en el tiempo libre en los pacientes con cáncer de mama tiene valor, y que sus beneficios asociados no solo se limitan a las mujeres físicamente activas antes y después del diagnóstico. En cambio, los beneficios parecen extenderse a las mujeres que no se adhirieron a los niveles recomendados de actividad física antes del diagnóstico, pero que lo hicieron después del diagnóstico".

Actividad física de intensidad moderada

Los investigadores encontraron que, en comparación con las mujeres que eran insuficientemente activas antes y después del diagnóstico (menos de 150 minutos de actividad física de intensidad moderada), las mujeres que fueron suficientemente activas después del diagnóstico tenían un menor riesgo de muerte por cualquier causa.

Para las mujeres que realizaban 150 minutos o menos de actividad física de tiempo libre de intensidad moderada por semana antes del diagnóstico, aumentar su actividad física a 150 minutos o más de actividad física de intensidad moderada por semana después del diagnóstico se asoció con un riesgo reducido del 50% de mortalidad global.

Mientras que para las mujeres que tenían más de 150 minutos de actividad física antes y después del diagnóstico, esto se asoció con una reducción del riesgo del 30%.

Los resultados, en combinación con otros estudios, sugieren que la actividad física es importante para mejorar la supervivencia después del diagnóstico de cáncer de mama y, según los autores, debe fomentarse especialmente en mujeres que son menos activas antes del diagnóstico. Los autores recomiendan que las mujeres sigan las pautas mundiales actuales de actividad física recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Los autores advierten que para comprender mejor las complejas relaciones entre la actividad física antes y después del diagnóstico y el aumento de la supervivencia en pacientes con cáncer de mama, se necesitarían ensayos controlados aleatorios grandes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento