La industria del cigarro electrónico
La industria del cigarro electrónico moviliza a cientos de ‘vappers’ frente a Sanidad para proteger al sector SERVIMEDIA

La subdirectora general de Promoción de la Salud y Vigilancia en Salud Pública de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Pilar Campos, insistió este lunes en que los cigarrillos electrónicos o vapeadores "son adictivos, nocivos para la salud y la puerta de entrada al tabaco".

Campos hizo estas declaraciones a preguntas de los periodistas tras la concentración de la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales (Anesvap) frente a las puertas del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para protestar por la campaña de este departamento 'El tabaco ata y te mata' que alerta a la población más joven de los riesgos del tabaco y de los vaporizadores.

La subdirectora de Promoción de la Salud subrayó que "el vapeo es una puerta de entrada al consumo del tabaco. Somos conscientes que no es lo mismo el tabaco que los cigarrillos electrónicos, pero si es verdad que estos dispositivos contienen nicotina y esto genera adicción y son nocivos para la salud".

En este sentido, indicó que existe evidencia científica de que estos dispositivos "no son seguros para dejar de fumar. Y, además, también son perjudiciales para la salud de las personas que se encuentran cerca de estos vapeadores".

Manifestación frente a Sanidad

Más de un centenar de vapeadores se han concentrado este lunes ante el Ministerio de Sanidad para pedir la dimisión de la ministra María Luisa Carcedo por la "campaña de desinformación" sobre los cigarrillos electrónicos, que "salvan vidas", ya que ayudan a abandonar el tabaco. Según ellos, pone en la diana a un sector que mueve cerca de 90 millones de euros anuales sólo en España.

La convocatoria procedía de la Asociación de Usuarios de Vaporizadores (Anesvap), aunque muchos de los presentes eran empleados de tiendas, distribuidoras o fabricantes de cigarrillos electrónicos que se han congregado para mostrar su rechazo a la "campaña" iniciada por Sanidad y que, a su juicio, equipara el vapeo con el tabaco.

"La reducción de daños por tabaquismo es una herramienta buena; no comprendemos por qué el Ministerio no nos quiere escuchar y por qué hacen una campaña tan agresiva contra una herramienta que puede salvar vidas", defendió en declaraciones a Servimedia la doctora Carmen Escrig, bióloga y coordinadora de una organización de científicos partidarios del vapeo bajo el nombre de Plataforma Médica Española para la Reducción de Daños por Tabaquismo.