El doctor Francisco Piñal, uno de los mejores cirujanos de mano del mundo, ha realizado una investigación en la que concluye la inexistencia del síndrome del dolor regional complejo o enfermedad de Südeck como tal, ya que tras los diagnósticos de este síndrome se esconden errores de diagnosis o desconocimiento de una enfermedad oculta.

"Hace años empecé a ver que había pacientes que estaban diagnosticados de esta enfermedad y que tenían cosas que yo podía operar", asegura el médico, que explica que en muchos casos el problema era anatómico, y en otros del nervio.

"No existe. En el último análisis que hemos hecho, hemos cogido 100 pacientes que venían a la consulta con este diagnóstico, y a todos les hemos encontrado algo", afirma Piñal sobre la enfermedad.

Además, el cirujano achaca los diagnósticos de esta enfermedad a una falta de desconocimiento por parte de los profesionales: "Entre los criterios que se utilizan para diagnosticar la enfermedad de Südeck el más importante es que el medico no sepa lo que tiene el paciente. Y cuanto menos sabe, más mete ahí".

Qué es la enfermedad de Südeck

El síndrome de dolor regional complejo afecta a las manos, antebrazos, pies y piernas. Se trata de una patología osteomuscular crónica muy dolorosa que produce rigidez de las articulaciones así como sensación de quemazón y fuerte inflamación.

Debido a estos síntomas y al dolor que provocan, muchos pacientes necesitan medicamentos opiáceos para poder sobrellevar mejor su vida diaria, algo que afecta a su día a día.

El doctor Francisco Piñal Matorras, que trabaja en varios centros médicos, ha hecho grandes aportaciones en campos como la trasferencia microquirúrgica de dedos de pie a mano, de las que ya ha realizado 500 operaciones, o las técnicas de cirugía artroscópica en fracturas de muñeca.

Además, también es conocido por intervenciones de muñeca y microcirugía y es experto en reconstrucciones complejas de manos catastróficas.