Depresión, cómo detectar los signos de alerta y actuar ante los primeros síntomas

  • La depresión es un trastorno del estado de ánimo la infelicidad, el abatimiento...
  • No hay que tener miedo al estigma, la principal causa de infradiagnósticos de depresión en el mundo.
La depresión es una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo.
La depresión es una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo.
Frederic Cirou / Photoalto / GTRES

Según asegura la OMS, la depresión es una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo, 2,5 de ellos en España, y casi la mitad de ellas no reciben el tratamiento que necesitan, ya sea porque no siguen adecuadamente las indicaciones del médico o porque no están diagnosticados. La falta de apoyo o el miedo al estigma son algunas de las causas que provocan que la depresión esté infradiagnosticada. Aprender a reconocerla y pedir ayuda son los primeros pasos para combatirla.

Qué es la depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que puede describirse como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. Pero, a decir verdad, estos son sentimientos que todos experimentamos alguna vez. Para hablar de depresión clínica, estos sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración deben prolongarse en el tiempo e interferir en nuestra vida diaria hasta el punto de llegar a ser incapacitantes.

Dentro de la depresión, podemos encontrar cuatro subtipos:

  • Depresión mayor. Episodios depresivos cuyos síntomas son muy intensos y duran semanas o meses.
  • Distimia. Los síntomas son menos intensos, pero son crónicos -al menos dos años- y muy incapacitantes.
  • Trastorno adaptativo. Se produce cuando algún factor estresante agudo sufrido por el paciente le provoca síntomas depresivos. Suele ser breve.
  • Otros trastornos depresivos. Se trata de un gran número de síndromes que pueden formar parte de otro tipo de enfermedades, psiquiátricas o no.

Signos de alarma

Si nunca hemos sufrido depresión, muchas veces es difícil diferenciarla de un estado prolongado de tristeza. Sin embargo, en la depresión se dan una serie de signos y síntomas que indican el problema puede ser más grave, pues los sentimientos suelen ser más intensos y más duraderos.

Aunque la sintomatología es muy variable, la Sociedad Española de Psiquiatría nos da algunas pistas de cómo se siente a menudo una persona con depresión. Si se manifiestan al menos 5 o 6 de estos sentimientos por un tiempo prolongado, se debería pensar en pedir ayuda profesional:

  • Tristeza y decaimiento.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Falta de concentración.
  • Sensación de incapacidad para afrontar los problemas.
  • Agotamiento y falta de energía.
  • Nerviosismo, irritabilidad y agitación.
  • Falta de apetito y pérdida de peso (aunque puede suceder lo contrario).
  • Insomnio.
  • Falta de autoestima y sentimientos de no servir para nada.
  • Falta de deseo sexual.
  • Desinterés por salir o ver a gente.
  • Sentimientos de desesperanza o abandono.
  • Incapacidad de disfrutar de cosas que antes te gustaban.
  • Ideas de suicidio.

Estos síntomas psíquicos suelen ir acompañados de otros físicos que a veces aparecen incluso antes, como dolor de cabeza, molestias digestivas, dolor generalizado, etc.

La ausencia de pruebas objetivas —como una resonancia, un análisis, de sangre, etc.— hace que el diagnóstico de la depresión se lleve a cabo teniendo en cuenta la presencia o no de los síntomas a través de una entrevista con el paciente y/o personas allegadas.

Causas de la depresión

Las causas desencadenantes de la depresión son múltiples y depende también del tipo de depresión de que se trate, pues pueden ser biológicas (alteraciones neuronales, genéticas...), estar asociadas a otras enfermedades, circunstanciales —vivir situaciones altamente estresantes, perder a un ser querido, una separación—, ambientales, etc. Además, hay varios factores y circunstancias que predisponen, como ser mujer, tomar drogas o alcohol, tener antecedentes familiares, la soledad, algunos tipos de personalidad: inseguras, perfeccionistas...

Conocer la causa concreta puede ayudar a encontrar el tratamiento y la terapia adecuados, pero hay ocasiones en que la depresión aparece sin causa aparente.

Qué hacer ante la presencia de síntomas depresivos

Si, tras leer los síntomas antes descritos crees que puedes estar padeciendo una depresión, pide ayuda y, sobre todo, no tengas miedo al estigma, la principal causa de infradiagnósticos de depresión en el mundo.

Busca ayuda en un ser querido, pero sobre todo, busca ayuda profesional. En la sanidad española, los médicos de atención primaria están capacitados para diagnosticar y tratar depresiones con fármacos, pero en muchas ocasiones es recomendable derivarlo a salud mental, a un equipo de psiquiatras y psicólogos.

Aunque en el sistema público de salud en España hay una enorme escasez de psicólogos, muchos estudios aseguran que el método más eficaz para combatir la depresión es combinar el tratamiento farmacológico con la terapia psicológica, sobre todo la cognitivo-conductual.

Ante situaciones de crisis, también se puede recurrir al Teléfono de la Esperanza (717 003 717).

Y, sobre todo, debemos tener en cuenta que la depresión no es culpa de quien la padece, no significa que sea una persona débil que no puede afrontar los problemas y no es responsabilidad suya salir o no de ella. La depresión es una enfermedad y como tal, debe ser considerada y tratada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento