Así se limpia un coche por dentro para que quede como nuevo
Es aconsejable limpiar el salpicadero y las puertas con una toalla de microfibra húmeda.  jcomp/Freepik

La carrocería del coche es una de las partes que más se limpian del vehículo. Una de las razones puede ser que, además de ser la parte que más se mancha ya que está expuesta la suciedad exterior (lluvia, resina, excrementos de pájaros...), también es el elemento que más vemos y, por tanto, nos damos cuenta a golpe de vista que necesita un lavado.

Para limpiar el coche hay quienes prefieren el túnel de lavado y quienes se decantan por lavarlo a mano. Seas del grupo que seas tienes que saber que igual de importante es el exterior del coche que el interior.

Según un estudio elaborado por 'The Boston Consulting Group', los españoles pasamos a la semana un total de 9 horas y 35 minutos en el coche. Manchas en la tapicería, migas en las alfombrillas, dedos en los cristales... todos los elementos del coche están expuestos a sufrir manchas, y más si se viaja con niños.

Desde Race explican cuáles son los pasos a seguir para limpiar el coche por dentro y que quede como nuevo:

  1. Aspirar el interior del coche, incluidos los asientos.
  2. Pasar un cepillo húmedo por las alfombrillas y pedales. Si las alfombrillas son de tela ponerlas a secar.
  3. Utilizar un cepillo pequeño de cerdas o una brocha para los huecos pequeños como, por ejemplo, las rejillas de ventilación o las manillas de las puertas.
  4. Limpiar la tapicería con una toalla de microfibra y jabón neutro.
  5. Si hay manchas difíciles en la tapicería del coche, recurrir a productos específicos.
  6. Limpiar el salpicadero y las puertas con una toalla de microfibra húmeda. También se puede utilizar un producto específico que repela el polvo de manera más eficaz.
  7. Limpiar los cristales con un limpiacristales específico de coche y una toalla de microfibra especial para cristales.
  8. Terminar la limpieza eliminado los olores. Un ambientador que huela a limpio ayudará a conseguir un ambiente fresco en el interior.