Túnel de lavado o a mano: ¿cómo es mejor limpiar el coche?
Una de las ventajas del túnel de lavado es la comodidad. Pixabay

Limpiar el coche y mantenerlo en perfecto estado no es siempre una tarea sencilla. Para lograrlo, existen multitud de trucos caseros que te ayudarán a conservar el vehículo exento de suciedad.

Pero igual de importante es limpiar tanto el interior como el exterior del coche. Agua templada y jabón son dos de las claves para sacar brillo a la tapicería del vehículo. Ingredientes que también pueden ser muy útiles para adecentar la carrocería exterior. Pero, ¿qué opción es mejor: túnel de lavado o a mano?

Túnel de lavado

  1. Comodidad. Es un sistema muy cómodo gracias al cual, en apenas cinco minutos, podemos tener nuestro coche como nuevo.
  2. Económico. Su precio, aunque ligeramente superior que el lavado a mano, tampoco es muy elevado. Por menos de cinco euros, existen varios túneles de lavado con limpieza básica.
  3. Especializado. Gracias a los productos de limpieza que utiliza, lo normal es que nuestro coche quede más limpio que si aplicamos agua y jabón con una pistola.

Su principal desventaja es el riesgo. Aunque no es lo más frecuente, introducir el vehículo en un túnel de lavado siempre puede ser más arriesgado para que sufra algún desperfecto, por ejemplo, en los retrovisores.

Con pistola

  1. Más tiempo. A diferencia del túnel de lavado, tú decides cuando terminas la limpieza. No existe límite de tiempo y puedes utilizarla todo el tiempo que necesites.
  2. Concreción. Lavar el coche con una pistola de mano nos permitirá acceder a zonas del vehículo que los rodillos del autolavado no llegan.
  3. Barato. Si el coche no tiene demasiada suciedad, por menos de un euro puedes llevar a cabo una sobresaliente limpieza exterior.

Entre los inconvenientes, el más habitual es la incomodidad de que al menos una persona debe salir del coche, aunque las condiciones climatológicas no sean las más favorables. Además, si hace mucho viento, el agua puede mojar nuestra ropa. Por otra parte, si acercamos demasiado la pistola, la potencia del agua podría dañar ligeramente la carrocería del coche.