Sí, te pueden multar por fumar conduciendo
Encender un cigarrillo lleva 4,1 segundos, lo que implica que, circulando a 100 km/h, se recorren 113 metros sin la atención plena en la carretera. @Apho/Unsplash

La llegada del buen tiempo puede llevarnos a cometer infracciones al volante. Conducir con chanclas, en bañador, sin camiseta... aunque no hay una ley concreta que lo prohíba, sí que existen artículos del Reglamento General de Circulación que aluden a ello. 

Según la DGT, el 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales se producen por distracciones y fumar es una de ellas. Encender un cigarrillo lleva 4,1 segundos, lo que implica que, circulando a 100 km/h, se recorren 113 metros sin la atención plena en la carretera.

¿Está prohibido fumar en el coche?

No. El Reglamento General de Circulación no detalla en ningún momento la prohibición de fumar en el coche, pero si los agentes consideran que está generando una distracción que puede poner en riesgo la seguridad vial, el conductor puede ser sancionado.

Concretamente, el Reglamento General de Circulación detalla que "el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción para garantizar su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía".

Fumar está permitido, pero arrojar las colillas por la ventanilla no

Tal y como se detalla en el Reglamento General de Circulación, "se prohíbe arrojar a la vía o en sus inmediaciones cualquier objeto que pueda dar lugar a la producción de incendios o, en general, poner en peligro la seguridad vial. Las infracciones a este precepto tendrán la consideración de infracción grave".

El 3% de los incendios lo originan colillas de cigarrillos abandonadas o arrojadas desde vehículos, según datos del Ministerio de Medio Ambiente. Por ello, arrojar objetos desde coches en marcha, incluidas colillas, se multa con 200 € y la retirada de 4 puntos del permiso de conducir.