Móvil
Un hombre utiliza el móvil dentro del coche. GTRES

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha insistido en el peligro que supone la 'smartphone dependencia' actual que existe entre los españoles, que también se aplica a la conducción. "Tenemos un problema social, que va algo más allá de los accidentes de tráfico, con la dependencia del teléfono móvil", ha advertido.

Precisamente, con el objetivo de concienciar sobre los riesgos de usar el teléfono móvil en la conducción, Fundación CEA ha lanzado este miércoles la campaña 'Si conduces, no chatees', en la que participa el propio Navarro, junto a otros rostros conocidos del ámbito de la Seguridad Vial.

El vídeo consiste en un 'spot' en el que, además de Navarro, aparecen el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas; el general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Ramón Rueda; la periodista Nieves Herrero; y el presidente de Fundación CEA, Rafael Fernández-Chillón, entre otros. 'Por el bien de todos, si conduces, no chatees', es el mensaje que trasladan.

Con el ánimo de retomar el eslogan de los años 80 de 'Si bebes, no conduzcas', pero esta vez aplicado a la conducta de utilizar el móvil al volante, la campaña de vídeo se complementa con el reparto de pegatinas en calles principales de Madrid por patronos de la Fundación CEA, además de a socios del CEA (Comisariado Europeo del Automóvil) y empresas colaboradoras.

Para poner de ejemplo la dependencia del móvil hasta mientras se conduce, Navarro ha recordado que, desde 2016, las distracciones se han convertido en la principal causa de accidentes de tráfico, desplazando así al consumo de alcohol, que tradicionalmente era el mayor 'culpable'. La mayor parte de distracciones, según ha incidido, se deben al manejo del móvil.

"No es extraño ni excepcional ver a alguien utilizando el teléfono móvil al volante", opina el director general de Tráfico, que recuerda las más de 104.00 denuncias puestas por la Guardia Civil el año pasado por este comportamiento. La DGT estima que 1 de cada 3 personas usa el móvil en algún momento mientras conduce.

Pero, a su juicio, no se trata de un "problema" único de la conducción, sino que "va más allá de los accidentes de tráfico". "Nos ha crecido un tercer brazo del que dependemos casi más que de los otros dos", ha alarmado en referencia al teléfono móvil, un dispositivo que, en su opinión, "aleja" a los seres queridos que se tienen más "cerca".

Así, y a pesar de reconocer el "valor incalculable" que tienen hoy en día los 'smartphones', ha apelado a la responsabilidad de los pasajeros para no permitir al conductor a mirar ni un segundo el teléfono y, a nivel general, ha hecho un llamamiento a la sociedad a hablar más con la gente cara a cara antes que a chatear.