Cócteles de verano
Siete cócteles para siete momentos del día en verano, una propuesta de Narciso Bermejo. @COCINAFUTURO

Si entramos en internet, no tardaremos ni un segundo en descubrir que un cóctel es aquella mezcla que combina dos o más ingredientes líquidos, con o sin alcohol; que el padre de la mixología moderna se llamaba Jerry Thomas (Nueva York, 1830-1885) y que se popularizaron en Estados Unidos en la década de 1920.

El cine los convirtió en la bebida más glamurosa y, cada día que pasa, un bartender (la persona que se ocupa de prepararlos) reversiona una de esas famosas mezclas que casi siempre nos acaban llevando a personajes de películas legendarias. Me atrevería a decir que cada persona tiene un cóctel esperándole, solo necesita encontrar el barman que sepa descubrirlo.

Aunque cueste creerlo, lo cierto es que la sangría y el tinto de verano son dos de los cócteles de origen español más consumidos en el mundo. Se preparan con productos autóctonos, están cargados de autenticidad y simbología, algunos de nuestros mejores recuerdos están ligados a ellos y, aun así, aquí son consideradas bebidas denostadas y de segunda fila.

“Para despertar los cinco sentidos de las personas, despierta primero los tuyos. Solo así serás un gran ‘bartender’”

(Jerry Thomas, padre de la coctelería moderna)

Una selección de Narciso Bermejo para el verano

Si hay una época en la que esta mezcla de bebidas se puede disfrutar sin la presión de volver al trabajo o a casa a una hora determinada, es en verano. Hemos hablado con Narciso Bermejo para que nos ayude a acompañar siete momentos de un largo día de verano con siete cocteles veraniegos.

"Soy hijo de una granjera librepensadora y de un marinero. ¿Mis primeros recuerdos gastronómicos? Mi hermano y yo bajando por acantilados para pescar doradas". Narciso Bermejo (Jove, Gijón, 1980) es el creador de Macera. Después llegó #Nada365 y hace apenas cuatro meses lanzó The Soul Found Foundation. Asesora a El Palentino y es el responsable gastronómico del Hotel 7 Islas.

Narciso Bermejo

Siete cócteles para siete momentos del día

Tomando la posición del sol como punto de partida e inspirándose en la luz, este excocinero y coctelero profesional ha escogido y empleado siete modelos de vasos con diferentes tipos de hielo, destilados de orígenes distintos, sus acompañantes neutros, los ha mezclado sin agitar y este ha sido el resultado.

12.00 h. El Marianito ha conquistado la hora del vermut

Bermejo propone el vermut como acompañante ideal para esa dulce espera previa a la comida en la que todo puede suceder cuando uno está de vacaciones. Presenta el Marianito (homenaje a Tere Villate del Ander Etxea de Bilbao) en una copa de cóctel coupé a la que le va añadiendo sucesivamente vermut; ginebra; angostura; bitter; hielo y dos twists de naranja.

13.00 h. Un elegante tinto de verano para coronar el aperitivo

También podemos escoger como alternativa para el aperitivo un elegante tinto de verano (porque sí, el tinto de verano puede ser elegante). Para prepararlo, Narciso Bermejo escoge una copa de balón speak easy a la que le irá incorporando sin prisas los ingredientes: vermut; ron; ginebra; garnacha de Jumilla; zumo de limón y soda.

14.00 h. En la comida, un cóctel cien por cien español: sangría

Toca sentarse en la mesa y pedir sangría, una bebida que "lo primero que pide es tiempo, algo que ya no tenemos". Él aconseja prepararla cinco horas antes. Su versión – que mezcla en una jarra de Cemex de café y sirve en una copa alta de vino– lleva sirope de ciruelas maceradas con canela; tinto garnacha de Jumilla; vermut; ron; limón; naranja; plátano y canela.

16.00 h. Old Fashioned, un viaje en el tiempo para la sobremesa

Retrocedemos a 1783 para conocer un clásico, un cóctel americano internacional que se prepara con la misma receta en los cinco continentes empleando un vaso que heredó su nombre, Old Fashioned. Los ingredientes que deben ir fusionándose lentamente (en no menos de siete minutos) son: azúcar; angostura; bourbon (o whisky de centeno) y hielo.

21.00 h. Cuando el sol empieza a caer, es hora de una margarita

"Una margarita es un viaje largo que atraviesa un océano. Está preparada con tequila, triple seco, azúcar y limón y en este caso lo presentamos en la copa de coctel coupé", resume. La margarita aporta notas saladas, dulces, ácidas, picantes, amargas... y, en versiones como el Tommy’s, se detecta incluso el umami. Definitivamente, no hay un coctel más gastronómico.

23.00 h. Abrir la noche al calor de un Moscow Mule

El Moscow Mule, su propuesta para abrir la noche, se presenta en una taza de acero inoxidable que imita el cobre. Para elaborarlo, Narciso emplea hielo roto, similar al cuadrado americano; angostura; vodka y jengibre. "Es el mojito del siglo XXI, una mezcla muy transversal, fresca y divertida; pura diversión, lo que buscas cuando sales de noche", comenta.

24.00 h. La despedida para noctámbulos sabe a Gin Fizz

Los cócteles nocturnos contienen la luz que se ha llevado el anochecer. Antes de recogerse y como acompañamiento, tal vez, a una intensa conversación, nada mejor que un Gin Fizz en highball (vaso alto tallado). Puede ser con o sin clara de huevo, pero lo que nunca debe faltar es la ginebra, el limón, la soda, el azúcar... y tiempo para prepararlo como se merece.