Daños del sol en la piel
Imagen que muestra el daño en la piel causado por los rayos ultravioleta del sol. BYU / Kevin John

¿Acudirían más personas al médico o tomarían más precauciones si pudieran ver los signos del cáncer de piel en su cuerpo? Un equipo de profesores de la Brigham Young University (BYU) y la Universidad de Utah han tratado de responder a esta pregunta a través de un estudio que tenía como objetivo buscar las formas más efectivas de influenciar en las personas para que se hagan una prueba de detección de este tipo de cáncer.

Tras estudiar a un grupo de más de 2.200 adultos entre 18 y 89 años, los investigadores descubrieron que la estimulación visual a través de fotografías que muestran los efectos de los rayos UV en la piel tuvieron un mayor impacto en estos sujetos, más propensos a partir de ese momento a utilizar protector solar o ropa protectora.

"Hablar de cáncer de piel inspira temor, pero las imágenes fueron tan poderosas que hicieron actuar a las personas", ha asegurado Kevin John, profesor asistente en BYU y uno de los autores del estudio.

Para localizar el método más efectivo, los investigadores emplearon varios métodos, entre ellos, mostrar datos de personas, fotos de archivo de otras personas al sol, imágenes donde se eliminaron los lunares...

Asimismo, tomaron fotografías especiales empleando para ello un sistema de análisis de complexión VISIA UV, que les permitió capturar los daños en la piel en las caras de los miembros del equipo investigador.

Este método es capaz de revelar el daño existente en la piel causado por la exposición a la luz ultravioleta (UV), invisible a simple vista.

Según John, estas imágenes "fueron las más efectivas a la hora de influenciar en alguien para que cambie su comportamiento, lo que nos indica que estas son las imágenes que debemos utilizar para convencer a las personas de que se hagan una prueba de detección del cáncer".