Calor
Dos personas se refrescan en una fuente por el calor. Europa Press - Archivo

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha activado el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas, que permanecerá activo hasta el próximo 15 de septiembre con el objetivo de prevenir y mitigar los efectos negativos que el calor excesivo puede tener en la salud de los ciudadanos.

Este plan se dirige especialmente a las personas mayores, mujeres gestantes, niños y enfermos crónicos, así como a las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.

El departamento ministerial insistió en una serie de recomendaciones para minimizar los daños entre estos grupos de población, como beber agua o líquidos con frecuencia; no abusar de bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar porque pueden hacer perder más líquido corporal; permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos y con sombra y reducir la actividad física al aire libre a las horas más calurosas, entre las 12.00 y las 17.00 horas.

Junto a estas medidas también se añaden el uso de ropa ligera y holgada que deje transpirar; no dejar a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado; consultar al médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y relacionados con las altas temperaturas; mantener los medicamentos en lugares frescos y hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor.

Además, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social facilitará diariamente a las comunidades autónomas las predicciones de temperaturas (máximas y mínimas) elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Esta información también estará disponible para los ciudadanos en la página web del Ministerio.

Para dar a conocer el riesgo por altas temperaturas, Sanidad utilizará el nivel 0 (verde) de ausencia de riesgo; el nivel 1 (amarillo) de bajo riesgo; el nivel 2 (naranja) de riesgo moderado y el nivel 3 (rojo) de alto riesgo.