Lactancia materna
Una madre da el pecho a su bebé. GTRES

La leche materna de las madres puede brindar protección contra infecciones que duran toda la vida, según revela una nueva investigación en ratones realizada por un equipo internacional de científicos. Se pensaba hasta ahora que la inmunidad contra la enfermedad se transmitía de madre a hijo solo durante el periodo de lactancia, y que esta protección finalizaba cuando se detenía la lactancia.

También se pensaba que esta inmunidad era transferida por proteínas de la madre, como los anticuerpos que utiliza el sistema inmunológico para neutralizar las bacterias y los virus. Sin embargo, esta nueva investigación en ratones, publicada en Science Advances, ha visto que la protección que brinda la leche materna al bebé puede durar toda la vida.

Los investigadores han descubierto que la transferencia de inmunidad puede ser a largo plazo, más allá del periodo de lactancia materna. También encontraron que esta protección era impulsada por la transferencia de células inmunes y era completamente independiente de los anticuerpos.

La investigación reveló que los ratones lactantes amamantados por una madre que tenía una infección por un gusano antes de quedarse embarazadas adquirieron protección de por vida contra esta infección. Inesperadamente, este efecto se transmitió a los bebés a través las células de la leche materna y no mediante proteínas como los anticuerpos.

Estas células transferidas brindaron protección contra la infección por gusanos en todo el cuerpo al bebé. Este trabajo muestra que las madres expuestas, incluso antes del embarazo, a una fuente de infección de prevalencia mundial proporcionan inmunidad adquirida a largo plazo para la lactancia materna a las infecciones en sus bebés.

Infección antes del embarazo, inmunidad celular de por vida

El autor principal del estudio, doctor William Horsnell, que trabaja en el Instituto de Microbiología e Infección de la Universidad de Birmingham, la Universidad de Orleans en Francia y la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, apunta: "La transferencia inmune de madre a hijo a través de la lactancia materna es una fuente muy importante de protección contra infecciones tempranas.

Según explica, "esta es la primera demostración de que una infección antes del embarazo puede transferir la inmunidad celular de por vida a los bebés. El trabajo muestra que la exposición a una infección antes del embarazo puede llevar a una madre a transferir los beneficios inmunitarios a largo plazo a su descendencia. Esto es extraordinario y agrega una nueva dimensión a nuestra comprensión de cómo una madre puede influir en nuestra salud".

Otro de los investigadores, Adam Cunningham, profesor de Inmunidad Funcional en la Universidad de Birmingham y codirector de la red BactiVac, destaca que "la exposición materna a una infección puede alterar permanentemente la inmunidad de la descendencia". En ese sentido, apunta a acelerar el desarrollo de vacunas bacterianas en un intento por prevenir infecciones: "Esto podría llevar al diseño de nuevas vacunas que se podrán administrar a una madre para transferir la inmunidad a largo plazo a sus hijos".