Una mujer aplica protector solar a una niña
Una mujer aplica protector solar a una niña. GTRES

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha requerido este jueves a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) el estudio que ha realizado sobre los protectores solares, en el que concluye que las espráis solares Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ y Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+, por ofrecer menor protección de la prometida, de 15 en el caso del primero y de 30 en el del segundo.

Fuentes del Ministerio han precisado a Servimedia que la OCU envió este miércoles una comunicación a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en la que le informaba de su investigación, "pero no adjuntaron su estudio", motivo por el que Sanidad lo reclama ahora para poder valorar la denuncia.

El jueves por  la mañana la compañía Isdin, tras conocer el informe de la OCU, ha enviado al Ministerio cinco estudios independientes sobre su producto. Dos de ellos concluyen que el artículo supera el 50 de grado de protección y otros tres aseguran que aporta entre un 24,4 y un 34 de índice, inferiores a lo que dice el etiquetado, pero muy superiores al 15 que sostiene la OCU.

Babaria también ha reaccionado al informe de la OCU y ha difundido un comunicado en el que ha mostrado su "total disconformidad" con los resultados. Asimismo, ha asegurado que los análisis de factor de protección en vivo realizados por parte de la empresa al producto ofrecieron unos niveles de 69,3 y 65,6.

"Ahora tenemos que valorar todos los estudios para llegar a una conclusión y para eso necesitamos que OCU nos reenvíe su estudio", han añadido las citadas fuentes de Sanidad.

Cinco informes que desmienten a la OCU

El material aportado por Isdin comprende dos estudios "independientes" que arrojan resultados que contradicen el informe de la OCU. Se trata de un estudio realizado por AMA Laboratories entre septiembre y octubre de 2015 que concluye que el producto tiene un SPF de 64,4 y otro realizado por Helioscience entre marzo y abril de 2017 que establece que posee un índice de protección de 64,8.

Sin embargo, la compañía también aporta otros estudios, uno realizado por Complife Group en marzo de 2018 que dice que el producto tiene un UVA-FP de 34,14, por lo tanto inferior a lo que dice el etiquetado, al igual que el que hizo HelioScreen en abril de 2018, que indica que el producto presenta un UVA-FP de 29,5.

El producto también se sometió a otro estudio realizado de acuerdo con el método colipa in-vitro method UVA-PF determination realizado por AMA Laboratories, Inc. en el mes de agosto de 2015, que reconoció que el producto tiene un UVA-FP de 24,41, también inferior al que dice la etiqueta.

Isdin no ha registrado consultas significativas

Esta información sobre los estudios a los que se ha sometido el producto la ha difundido Isdin en un comunicado, en el que denuncia que esta documentación "no ha sido tenida en cuenta por la entidad a la hora de preparar su informe sobre protectores solares".

Asimismo, la compañía se ha quejado de que la OCU no les ha facilitado una copia del estudio, por lo que no han podido "verificar ni la metodología,  ni la ejecución, ni la coherencia de los resultados"

Además, la farmacéutica ha incidido en que "no han registrado consulta, reclamación o denuncia significativa de particulares o consumidores referidas a la falta de seguridad o eficacia del producto y en particular comunicaciones que pudieran hacer sospechar que los datos de SPF y el UVA-FP que se hacen constar en la publicidad y presentación comercial del producto no se corresponden en efecto con los que resultan de los estudios independientes".

"Total disconformidad" por parte de Babaria

Babaria ha manifestado su "total disconformidad" con los resultados arrojados por el informe de la OCU y ha insistido en que la clasificación global asignada a su producto por esta organización, que le otorga un factor de protección 30, "en absoluto se corresponde con la realidad del mismo y su etiquetado".

Al igual que Isdin, Babaria ha reprochado en su comunicado a la OCU que no tuviese en consideración los datos que le facilitaron para elaborar el informe sobre protectores solares.

Asimismo, la compañía ha recalcado que, después de años de comercialización del producto y de que miles de unidades del mismo se encuentren en el mercado, nunca han recibidido reclamaciones sobre este fotoprotector.